Archivo por meses: enero 2018

Es la comunicación lo que importa

De Cicerón a Twitter lo importante es tener una red de contactos para transmitir tu mensaje y que llegue al mayor número posible de personas.

Alcanzar un objetivo de alto impacto en la sociedad requiere de mucho esfuerzo porque el reto ahora es hacerse visible entre un ingente número de informaciones que bombardean cada minuto a los ciudadanos.

Las redes sociales están demasiadas veces infravaloradas por quienes piensan que cualquier puede gestionarlas aún sin entender del asunto al que se refieren. Ya sea a nivel empresarial, institucional, político o corporativo, debería valorarse la capacidad para escribir de forma apropiada lo que realmente se quiere comunicar.

Hacerlo de otra forma puede derivar en dos cosas: una, en una crisis de reputación o de imagen, y otra, en un esfuerzo que no obtiene ningún resultado.

Si una de estas dos situaciones se produjeran de nuevo estaríamos ante la necesidad de un profesional de la comunicación para afrontar una estrategia adecuada. Desde el Colegio de Periodistas de Murcia se ha puesto en marcha el sello o insignia denominado”Comunicación responsable” que se otorga a aquellas empresas o instituciones que cuentan con un periodista colegiado en su departamento de comunicación desde donde habitualmente se gestionan las redes sociales.

Es una buena iniciativa que debería extenderse por todo el país. Con el tiempo se podrá comprobar que se sabe se escribe y se dice lo adecuado para que la comunicación sea efectiva.

<https://periodistasrm.es/sello-de-comunicacion-responsable/>

Política de enero

Acaban las fiestas navideñas y nos topamos de bruces con la realidad política que lo impregna todo. Ya sea la mala gestión de una nevada en una autopista, la cuestión catalana o la última encuesta de El Español, hoy toca hablar de política.

Difícil de explicar la falta de información a los conductores para evitar que quedaran atrapados 18 horas en sus coches sobre 40 cm de nieve pero desde luego tirar balones fuera parece que ha cabreado mucho más que haber dicho “lo siento, no volverá a ocurrir”, frase que ha demostrado ser un bálsamo para leones. Así que esperamos ver a los líderes de la oposición muy informados de lo que se debería haber hecho, incluida una previsión de quienes deben velar por la seguridad en las carreteras.

Por lo que respecta a Cataluña esto no lo arregla ni una nevada de ideas porque es un cataclismo anunciado que no por ello tiene visos de solución. Porque a mí me da que los que están en la cárcel no van a salir por mucho que digan que son buenos cristianos y los que están calentitos en un hotel de Bruselas no deben estar muy entusiasmados con la idea de venirse a España a que les metan en una prisión para reinsertarlos.

Y mientras me imagino a varios jefes de gabinete preparando sus cv por si acaso la última encuesta de El Español tuviera un final feliz, en el sentido irónico claro.

Y es que la política que entienden los ciudadanos es la de los hechos, la coherencia y la cercanía y todo esto se ha sustituido en muchos casos por el wasap, el twitter o la web. Y luego pasa lo que pasa, que los ciudadanos que vuelven de las vacaciones con sus hijos no se enteran y se cabrean con sus políticos. Obvio.