Archivo de la categoría: marca personal

Comunicación estratégica y liderazgo para Graduados Sociales

El Colegio de Graduados Sociales de la Región de Murcia y la Universidad Camilo José Cela, a través de CIGMAP, han firmado un acuerdo de colaboración para impartir el curso de Especialista en comunicación estratégica y liderazgo. En la firma el Presidente del Colegio, Sr. José Ruiz, y la coordinadora del curso, Sra. María José Nicolás, profesora de la Universidad Camilo José Cela y directora de Aprezzia.

<http://www.cgsmurcia.org/cms/index.php?option=com_content&view=article&id=349:convenio-universidad-camilo-jose-cela&catid=26:actualidad&Itemid=93>

APREZZIA, comunicación y formación para empresas y autónomos

APREZZIA, INSTITUTO DE COMUNICACIÓN Y ESTRATEGIA EMPRESARIAL

Estamos especializados en empresas del sector industrial y servicios. Somos un grupo de profesionales de la comunicación, el marketing, las relaciones institucionales, el diseño gráfico y la informática que trabajamos de forma colaborativa para crear proyectos únicos para las empresas y las instituciones.

Analizamos las tendencias globales y las interpretamos para aplicarlas a las empresas. Respetando siempre las costumbres, tradiciones, valores propios y los códigos de ética empresarial.

Nuestra filosofía

Las herramientas digitales están al servicio de las empresas y de la sociedad. Un uso responsable y profesional es garantía de éxito.

Gracias.

APREZZIA, portfolio 2017

Enfrentar la vida con torería

    Acabo de salir de una conferencia sobre vencer el miedo al fracaso, confiar en uno mismo para triunfar, ser decidido, rodearse de gente positiva, trabajar en equipo para alcanzar la meta… 

!!vamos lo que intentamos todos hacer cada día!!

    La parte que más me ha gustado ha sido cuando el conferenciante ha dicho que no es lo mismo torear que ser torero: lo primero puede hacerlo cualquiera, lo segundo solo se hace con pasión.

    Me ha llamado la atención porque yo siempre he intentado ser torera, trabajar con pasión en aquello que me ilusiona y me hace sentir viva. Lo que quizás no sepa el torero que ha hablado es que los toros pueden tener caras diferentes y no solo se encuentran en las plazas.

     Primero he pensado en todos esos obtáculos que hay que superar cada día en el trabajo pero luego he pensado en el valor de las mujeres que se juegan la vida para tener un hijo, del miedo que se pasa en un paritorio y que seguro que no es menos que el que pasa un torero antes de salir al ruedo: He pensado en el miedo al fracaso como madre, como educadora, cuidadora y protectora de tus hijos.

    He pensado que además, para nosotras, la faena no acaba cuando el toro cae en la arena, sino que sigue toda la vida e incluso nos atrevemos a empezar otras más. 

    He pensado en todas las mujeres que, sin ser toreras, afrontan con toreria los embites de bestias de traje negro a las que les molesta la autenticidad porque es más fácil torear con vaquillas. 

   Admiro a los toreros y toreras que viven con pasión cada faena porque para triunfar hay que entregarse lo mismo a un público en Las Ventas que en Santander. Las personas son lo importante, el público, todo lo demás es secundario. Pero no siempre se puede elegir la plaza ni la ganadería, por eso hay que hacer que cada día sea único. 

    Así es la vida misma, está hecha de la suma de pequeños y grandes triunfos en diferentes plazas: en la familia, en el trabajo, con los amigos o con compañeros.!

   Ha sido una conferencia simpática y muy amena, llena de anécdotas y experiencias personales. Me alegro de haber ido porque a mí me gustan los toros. 

CRISIS DE REPUTACIÓN. ¿QUÉ HACER?

Crisis de reputación: la red no borra nada

El caso del jugador Eric Zarate es un claro ejemplo de cómo un comentario en internet hace 5 años puede jugarte una mala pasada. Nuestra reputación digital se construye de lo que decimos desde el minuto cero en cualquiera de las redes sociales, nada se borra, nada se destruye.

En el mundo empresarial cada vez más se hace un estudio de la reputación digital del candidato, cosa que parece que no hizo muy bien el club de futbol que le fichó, o quizás, si lo hizo, pensó que algo escrito hace 5 años por un adolescente no iba a tener ninguna repercusión.

Lo importante es que parece que ahora otro club le ha fichado y ambos han afrontado la crisis de reputación de éste último de la mejor y única manera posible, es decir, con humildad y reconociendo el deslizcomo un error imperdonable. Así hemos visto como el futbolista, después de ser contratado y posteriormente despedido del Lleida, ha aparecido en todos los medios de comunicación, incluso nacionales, pidiendo disculpas por un tuit de adolescente irreflexivo que le ha jugado (nunca mejor dicho) una mala pasada. Y le han vuelto a contratar en otro club catalán. Lo que está por ver es cómo responde la afición.

<http://noticias.lainformacion.com/deporte/futbol/eric-zarate-santfeliuenc-ficha-anticatalanista-lleida_0_950006349.html>

Uno de los consejos en redes sociales, el primero de todos, es contar hasta 10 antes de publicar. Si tenemos la más mínima duda de la veracidad de lo que publicamos o del interés de nuestra opinión, o sencillamente, si podríamos ofender a alguien, mejor hacer otra cosa porque algún día nos puede pasar factura.

Estamos acostumbrados a ver cómo se revisan tuits de políticos de hace años donde chistes xenófobos o racistas, fotos demasiado personales o simplemente opiniones personales en un momento concreto han supuesto verdaderos quebraderos de cabeza a algunos. Ahora ya no solo en política puede ocurrir, la imagen personal la tienen todas las personas, desde que nacen. No es patrimonio de artistas, famosos o políticos, todos poseemos una imagen, una marca personal propia.

La reputación digital es parte fundamental de la marca personal de cada uno, independientemente de que seas jugador de futbol, abogado, asesor fiscal o concejal, y debe cuidarse tanto por lo que se dice como por lo que se comparte de otros perfiles.

Como también es parte de nuestra marca personal aquello de lo que nos rodeamos. Así que, a partir de ahora, pensemos además que deberíamos cuidar también mucho a quien seguir porque nuestro círculo más próximo muchas veces dice más de nosotros mismos de lo que individualmente transmitimos.

Si se invierte trabajo y tiempo en construir una reputación profesional o personal conviene mantenerla. No es algo invariable, se puede transformar, mejorar, o se puede renunciar voluntariamente a ella.

Posiblemente se decida en un momento de la vida hacer algo de forma consciente al respecto pero hay que evitar que un acto subconsciente la arruine. Contemos hasta 10.