Archivo de la categoría: Economía y Empleo

Un 10 para los ciudadanos

La verdad es que se están haciendo muchos esfuerzos por algunos para que los ciudadanos se saturen de determinada información que aún siendo importante intenta desviar la atención de las medidas que se están tomando para salir de esta nefasta crisis.

Hoy podemos comprobar que la emisión de deuda pública de nuevo ha cubierto las expectativas y eso a pesar de que se ha tenido que pagar un interés algo más elevado con respecto a la última subasta. También vemos que nuestro Presidente Rajoy se ha reunido con Monti y Hollande antes de la cumbre europea para marcar una estrategia que permita conseguir más fondos europeos dedicados a la recuperación económica y a la creación de empleo.

Además el Gobierno ha presentado en el Congreso el proyecto de ley de medidas urgentes para reforzar la protección a los deudores hipotecarios y así proteger a los colectivos más vulnerables y que más sufren los efectos de la crisis. Esto se suma a la paralización de los desahucios y al acuerdo para proteger a las familias más necesitadas mediante alquileres sociales.

Las medidas que ahora se proponen son limitar los intereses de demora que exigen las entidades de crédito y los plazos de amortización de la deuda a 30 años. Para ello se reforzará el control sobre la actividad de tasación y su independencia con las entidades de crédito.

También se va a ampliar el Código de Buenas Prácticas hipotecarias que aprobamos el año pasado para que más personas puedan beneficiarse de sus ventajas, como la reestructuración de deuda o la dación en pago, ampliándose el umbral de ingresos que ahora está en 16.000 euros anuales.

Además el proceso de desahucio no podrá comenzar hasta el tercer impago del deudor y no con el primero como sucede ahora. Y si el banco obtiene una plusvalía al vender la vivienda tendrá que reducirla de la deuda.

El juez tendrá asi mismo la posibilidad de condonar la deuda que exceda del 75% a aquellos deudores de buena fe que no puedan pagar por causas imprevistas a partir del quinto año de vida de la hipoteca.

En definitiva, el Gobierno y el Partido Popular seguiremos impulsado las medidas necesarias para ayudar a las personas que más sufren con esta crisis y nadie nos va a distraer de este compromiso. Somos conscientes del malestar de los ciudadanos que, por cierto, están demostrando mayor sentido de la responsabilidad que el Psoe y todos los que se esfuerzan por agitar la calle, intentando que el Gobierno se entretenga en otras cosas.

Reflexiones en voz alta

Esta última semana ha dado para mucho. Cuando creíamos que nada nos haría ya temblar porque la situación de nuestro país es absolutamente preocupante en todos los sentidos nos hemos encontrado con un escándalo mayúsculo en mi partido, el Partido Popular. Nuestro extesorero y exsenador ha llegado a acumular 22 millones de euros en una cuenta en Suiza y ante semejante noticia, que ya de por sí es alarmante, muchos medios de comunicación se han lanzado a difundir sospechas de sobresueldos en el propio partido, algo de lo que no existe ninguna prueba y que se ha negado por todas las partes implicadas en el tema. Desde luego todos que pertenecemos al partido somos los primeros que nos hemos visto avergonzados e indignados por esta noticia y queremos, antes que nadie, que se aclare todo por la Justicia y por los mecanismos de auditoria que ya se han puesto en marcha.

Por si esto fuera poco en Cataluña se ha aprobado una declaración en el camino hacia la independencia al margen de los dos partidos mayoritarios a nivel nacional, PP y PSOE, y que parece, a falta de los informes jurídicos que ha encargado el Presidente del Gobierno, que carecería de toda legalidad por cuanto la Constitución deja bien clara la indisoluble unidad de España que todos aprobamos en 1978.

Y de nuevo otro escándalo esta vez en la Fundación Ideas del Psoe donde se pagaban honorarios a una falsa periodista con cargo a subvenciones públicas.

Y ya puestos a terminar la semana los datos de paro de la Encuesta de Población Activa nos llevan hasta los 5.965.400 personas en paro y lo que es más duro, 1.800.000 hogares tienen a todos sus miembros parados. Llevamos 5 años destruyendo empleo y las medidas de austeridad de éste último año que precisamente han llevado a la destrucción de empleo público han agravado las cifras. Controlar el déficit, gastar menos, reducir la Administración y ajustarnos a nuestras posibilidades reales nos lleva a esto pero es que **de no haber tomado esas medidas España estaría intervenida y en una situación aún más grave. **

Así las cosas las noticias positivas que nos están llegando sobre el control del déficit, la mejora de los datos de turistas que además gastan más, el incremento de la competitividad que permite a las empresas hacer nuevos negocios, el aumento de las exportaciones o la recuperación de la confianza de los inversores extranjeros nos saben a poco o a casi nada porque todo queda enfangado por la corrupción, la independencia de Cataluña y el drama del desempleo.

Mientras nuestro Presidente intenta vender la Marca España por el mundo, que no hay que confundir con la imagen que ahora mismo estamos dando. Debemos centrarnos en nuestras fortalezas como país, en nuestra capacidad para adaptarnos a las situaciones, en nuestra relevancia a la hora de abrir mercados en América Latina y debemos esforzarnos en recuperar los valores que nos han hecho ser admirados y envidiados a nivel internacional.

A la vez hay que revisar todo el sistema de partidos para que los ciudadanos se vean más identificados con los políticos que les representan, hay que exigir ejemplaridad, y hay que agilizar la justicia para que los casos de corrupción se resuelvan más rápido.

Quizás el anuncio del ministro de Economía, De Guindos, de nuevas medidas para específicas para conseguir que el crédito fluya a las familias y a las empresas junto con las declaraciones de la Directora Gerente del FMI, Christine Lagarde, que ha afirmado que hay que empezar a estimular la economía europea, sean las mejores noticias del fin de semana.

De La Confianza y La Credibilidad en España

Hoy solo miré en el móvil los titulares de prensa antes de entrar a una conferencia del alcalde de Murcia en el Foro de Economía de Madrid. Más tarde me lancé a bucear en los periódicos en busca de noticias en positivo que sin duda son las que todos deseamos y por las que además estamos trabajando desde hace meses.

Bueno, pues ya parece que los americanos y los ingleses se desayunan con titulares que hablan de España como un país en recesión pero que está mejorando después de unos duros meses de ajustes y reformas. Washington Post, Financial Times o Wall Street Journal reconocen que gracias a la reforma laboral se ha mejorado la competitividad de nuestras empresas y se ha incrementado la productividad y esto supone que los inversores que lo lean empezarán a confiar de nuevo en nosotros.

Desde luego a los españoles que no pueden pagar el alquiler o la hipoteca esto no les ayuda mucho pero es fundamental para crear empleo.

Un ejemplo: no podemos pintar una pared si no arreglamos los desconchones. Primero saneamos nuestras cuentas, ganamos credibilidad y confianza con ello y ahora toca crear empleo.

Así lo hablaba esta mañana con el taxista que me llevaba a la conferencia y tengo que decir que me daba la razón aunque a continuación yo se la daba a él en otro tema de actualidad, el euro por receta, porque creo que ha sido un error monumental en Madrid y en Cataluña.

El esfuerzo que hemos hecho todos los españoles en el año 2012 para controlar el déficit que resultó ser del 9% y no del 6% como el anterior gobierno había dicho públicamente, era imprescindible para recuperar la confianza y la credibilidad que habíamos perdido.

Esto lo vemos en las últimas subastas del tesoro que están colocando el dinero a menor interés y a inversores extranjeros que vuelven a mirar hacia España. No hablamos ya tanto de “la prima” porque está en unos parámetros más asumibles, en torno a 340 puntos, y esto es fundamental para que las inversiones que escaparon de nuestro país vuelvan, aunque como todos sabemos es muy fácil perderlos pero bastante más difícil recuperar a nuestros inversores.

Nuestro Presidente Rajoy pide a los países en mejores condiciones económicas que impulsen el crecimiento pero algunos como Alemania no se atreven a pedir a sus ciudadanos más esfuerzos quizás porque tienen elecciones a la vuelta de la esquina.

Al final veremos si triunfan las tesis de “solo austeridad” o conseguimos desde España que se acelere el crecimiento impulsando políticas de crecimiento que son las que necesitamos para crear empleo. Este desde luego es el objetivo fundamental por el que nuestro Gobierno trabaja porque sin crecimiento no se crean puestos de trabajo.

Por cierto, me ha gustado el estudio publicado en la revista “Panorama Social” de Funcas en el que dice que los españoles somos los que tenemos peor opinión de España porque ya sabemos lo derrotistas que somos pero ahora lo que importa es que los demás, alemanes, franceses, rusos, noruegos, ingleses o americanos, quieran invertir en España, hacer turismo o comprar deuda pública. Poco a Poco.

Rajoy defiende a España ante el FT

Ayer el Presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, recibía en Moncloa al Director de Financial Times y a su corresponsal en Madrid para una entrevista.

Bueno, que un periódico que viene desde hace meses cuestionando todas las medidas que toma el Gobierno, que ha instado repetidamente a pedir el rescate, que no cree que se pueda reconducir la situación de déficit de las Autonomías y que, sin embargo, no se moja con la deriva de Cataluña y que en definitiva cree que Europa no tiene arreglo, pues es de agradecer que entreviste al Presidente y le de la oportunidad de lanzar sus propios mensajes.

Demostró Rajoy que tras asumir el poder en una gravísima situación económica, España en un año ha reducido el déficit público a la vez que ha puesto en marcha reformas estructurales inaplazables.

Me viene a la cabeza cuando me mudé de casa y tuve que hacer reformas viviendo dentro con una niña de un año … ¡fue horroroso!

Y eso creo yo que es lo que le ha pasado a nuestro Presidente que tiene que vivir el día a día de este país sin dejar que caiga y a la vez tiene que revisar cómo están los cimientos, que no se veían, y que son la base de todo lo demás.

Ha sido desde luego un año 2012 muy difícil pero ahora vemos como gracias a medidas como el plan de pago a proveedores y la reforma laboral han crecido las exportaciones y la competitividad de las empresas. La prima de riesgo ha bajado a 330 puntos y se está recuperando la confianza de los inversores extranjeros con tipos de interés cada vez más bajos.

En un año así hacer una reforma del sistema financiero cuando nos habían dicho que estábamos en la “champion league” ha sido valiente porque no se sostenía lo que nos encontramos, con un Banco de España paralizado y paralizante. El PIB ha caído menos de lo previsto por el Gobierno y eso transmite una perspectiva positiva de cara a Europa.

Y en este punto, en la entrevista ha quedado claro que Rajoy cree en Europa y pide más solidaridad a aquellos países como Alemania que pueden impulsar el crecimiento necesario para volver a crear empleo.

Ha dicho que este año será un poco mejor y que el 2014 será un año de aumento del empleo y de crecimiento económico. Lo que está claro es que nadie puede negar que el Presidente se ha quedado de brazos cruzados en este primer año de Gobierno viéndolas venir, algo que por cierto, es un estereotipo del carácter gallego que han pretendido endosarle permanentemente.