Archivo de la categoría: Desde el Senado

Un 22 de julio actualizando mi blog

Hola queridos lectores y amigos, no me he olvidado de vosotros ni de escribir, al contrario, estoy deseando recuperar un buen ritmo en unos días. Estoy actualizando algunos requisitos técnicos y si comprobáis mis redes sociales veréis que sigo encontrando unos minutos para compartir con vosotros.

La actividad parlamentaria sigue en el Senado a todo gas porque se están debatiendo las últimas leyes de esta legislatura que ya ve su final porque posiblemente en noviembre tendremos elecciones generales. Además el Gobierno ha anunciado que el 4 de agosto presentará en el Congreso los Presupuestos Generales del Estado para el 2016 con el fin de no paralizar la gestión de ministerios, comunidades autónomas y ayuntamientos.

Así que estos meses de verano caluroso en toda España los pasaré entre Murcia y Madrid porque lo importante es el trabajo, ya habrá tiempo para descansar. Os deseo a todos un feliz verano y si tenéis vacaciones pues mucho mejor, que las disfrutéis ya que se han hecho para eso.

¡¡¡FELIZ VERANO 2015!!!

Indemnizados antes del derribo de sus viviendas

Era una vieja reivindicación de los afectados por las sentencias de derribo, algo que aunque parece obvio no se cumplía. A partir del debate en el Senado del proyecto de modificación de la Ley del Poder Judicial, ayer se aprobó una enmienda por la que el juez o tribunal que ordene una demolición exigirá, como “condición previa y salvo que una situación de peligro inminente lo impidiera, la prestación de garantías suficientes para responder del pago de las indemnizaciones debidas a terceros de buena fe”.

La enmienda presentada por el Grupo Popular y también por otros grupos de la oposición termina con una situación de desamparo de muchas familias que a pesar de haber actuado de buena fe en la compra o construcción de su vivienda no percibían la indemnización correspondiente hasta pasados muchos años.

Una vez más la sociedad civil a través de asociaciones de afectados han sido los impulsores de esta iniciativa que da respuesta a situaciones de injusticia a pesar de estar precisamente creadas por el incumplimiento de normas muchas veces incomprensibles para muchas familias. Porque hay familias que han comprado una vivienda sin saber que los constructores no tenían las correspondientes licencias y algunas que se han visto afectadas por normativa de protección especial.

El daño emocional de ver cómo derriban tu vivienda entiendo que es irreparable pero si al menos no se suma un daño económico que dejaba a las familias en situaciones muy difíciles habremos de felicitarnos porque en el Senado una vez más se consigue mejorar un texto legal en trámite de segunda lectura.

Fue una satisfacción y agradecemos todos los senadores las felicitaciones desde la Asociación de Maltratados por la Administración (AMA) por esta iniciativa que ha modificado un texto enviado desde el Gobierno y que ahora se ha mejorado con las propuestas los representantes elegidos por los ciudadanos. Este es el camino: escuchar a los ciudadanos, atender sus reivindicaciones, modificar las leyes, mejorarlas y siempre, siempre, cumplirlas.

Unos firman tarde y otros no lo hacen

A menos de 30 días de las elecciones municipales y autonómicas intento buscar razones para comprender cómo un candidato a presidir la Región de Murcia, nacido en Navarra pero que lleva aquí muchos años, se empadrona fuera de plazo para poder votar. Parece que los magistrados de la Junta Electoral han detectado que Óscar Urralburu se inscribió una vez cerrado el censo electoral, es decir, después del 1 de enero de 2015. Ahora dirá que es un error administrativo como el que cometió su compañero Errejón o que se le persigue, como ya dijo su también compañero Monedero cuando tuvo que pagar los impuestos como cualquier otro ciudadano por sus ingresos. Pero la Ley Electoral es igual para todos y los plazos también.

Así que ya que ha llegado tarde para firmar su empadronamiento en Murcia no ha querido perderse la firma de un pacto que sienta alrededor de una misma mesa a un grupo candidatos que van desde el socialismo a la extrema izquierda pasando por el que nadie sabe como calificar. Me refiero a ese pacto entre el Partido Socialista, Izquierda Unida, Podemos, Ciudadanos y UPyD.

Sobre este tema mi sorpresa surge al ver cómo los que se dicen defensores de la regeneración democrática se unen para evitar que el Partido Popular gane las elecciones en la Región de Murcia. No ha tenido empacho el Psoe de sentarse a firmar cuando tiene a un diputado, Chávez, y un senador, Griñan, imputados. El refranero del que yo soy una admiradora me da una respuesta: “consejos vendo y para mí no tengo”. Bien podría el candidato Gonzalez Tovar mirarse una vez más su ombligo en vez de mirar para otro lado. Pero ¿y Podemos, UPyD, IU y Ciudadanos?

Aunque los naranja al final no han firmado porque parece que no han tenido el consentimiento de Barcelona, sí han estado presentes y no descartan hacerlo después según las declaraciones de su responsable regional. Como digo, todos se han sentado juntos y que yo sepa tan imputados lo son los del Psoe, los de IU o los del PP. Porque a ver si se ponen de acuerdo en respetar o no la presunción de inocencia y el momento procesal en el que político debe presentar su dimisión para no dañar al partido, aunque yo sinceramente creo que este pacto es una especie de nuevo frente en contra del PP. No podrán explicar cómo aceptan los de Rosa Díez o Pablo Iglesias que sus representantes territoriales se tragen los imputados socialistas como si fuera un sorbo de agua pero los que deben tomar buena nota son los ciudadanos que piensen votar el 24M.

Mientras el Partido Popular aquí en Murcia, no invitado a firmar estos nuevos pactos populares promovidos por dirigentes de Izquierda Unida, sigue haciendo lo que tiene que hacer: trabajar. Por eso el Gobierno Regional del Partido Popular se acaba de aprobar una nueva linea de ayudas al empleo para que jóvenes que ni estudian ni trabajan puedan ser contratados en prácticas o de forma indefinida con una inversión de 517.870 euros. Además se ha aprobado otro programa para que 400 jóvenes puedan beneficiarse de una baca talento en empresas de la Región con un salario de 630 euros al mes, en total 280.850 euros.

La Biblioteca Nacional ahora tiene más autonomía

La Biblioteca Nacional de España es la encargada del depósito del patrimonio bibliográfico y documental de España desde que fue inaugurada el 16 de marzo de 1896. Hoy se ha aprobado en el Senado el proyecto de ley de la Biblioteca Nacional de España, que devuelve a esta institución su rango de Dirección General porque en el año 2010 el gobierno socialista la rebajó a categoría de subdirección general. La nueva ley pretende que este organismo autónomo del Estado tan importante para todos los españoles recupere autonomía y tenga mayor capacidad de gestión. Por ejemplo ahora sí podrá recurrir a recursos privados y no solo a financiación pública del Estado, mediante prestación de servicios a otras instituciones.

Se convertirá a partir de ahora en una institución más abierta y funcional y es de destacar la creación del comité científico que será quien dirá las acciones que la BNE tiene que hacer para seguir incrementando su prestigio a nivel internacional. Para ello fomentará el impulso del desarrollo cultural, científico y económico de la Biblioteca y asesorará en la participación de programas y proyectos de investigación nacionales e internacionales, así como en todos aquellos aspectos relacionados con la generación de contenidos y con proyectos de desarrollo e innovación tecnológica que procuren un mayor conocimiento de las colecciones de la Biblioteca Nacional de España.

BNE

Aunque con menos fondos que otras grandes biblioteca nacionales como la británica o la francesa, nosotros solo tenemos unos 30 millones de publicaciones, destacan las veintiséis ediciones del Quijote impresas en castellano en el siglo XVII.

<http://www.bne.es/es/Inicio/>

En cuanto a sus órganos de gobierno, el Real Patronato pasa a ser el órgano rector colegiado, no solo consultivo como hasta ahora, con implicación directa en el establecimiento de directrices y actuaciones de la Biblioteca Nacional, así como una labor activa en la captación de recursos propios y de patrocinio.

Seguro que con la nueva norma Reguladora de la Biblioteca Nacional de España se hará ágil su gestión y se reforzará su liderazgo como primera institución bibliotecaria del Estado así como centro de referencia internacional de acceso a la información y al conocimiento del español.

Rajoy se reafirma en los datos que demuestran la recuperación

De nuevo el Presidente Rajoy viene al Pleno del Senado para contestar a las preguntas de los portavoces parlamentarios y de nuevo preguntas ya hechas y contestaciones muchas veces repetidas. No se cansan desde el Psoe de pintar una situación negra, negrísima, con un discurso negativo y agrio por parte de su portavoz. Habla de paro, dependencia y sanidad, como si la situación de estos temas fuera ahora nueva. Es decir, que siguen sin reconocer que con Zapatero se quedaron en paro tres millones y medio de personas y que nos encontramos con más de cinco millones de parados. Y claro la situación económica, precisamente ahora que crecemos por encima de Alemania o Francia, le parece nefasta al Psoe, al mismo partido que apoyó un gobierno socialista que fue responsable de perder 70.000 millones de euros de recaudación, que congeló las pensiones y rebajó el salario de los funcionarios.

Por mucho que el Presidente Rajoy se esfuerza, eso si, con toda tranquilidad, en repetir que el estado de bienestar se ha mantenido a pesar de la recesión y que se han pagado religiosamente en seguro de desempleo más de 100.000 millones de euros, no parece que el Grupo Socialista quiera oir nada de herencia recibida que es exactamente lo que corresponde contestar a quienes despilfarraron y dejaron una situación de desprestigio y desidia que ha costado muchas reformas y esfuerzo de todos los españoles superar.

Muy flojo un portavoz socialista que habla de los recortes del PP en Sanidad cuando en Andalucía es donde más recortes se han hecho, muchos más que en Galicia o en Murcia y desde luego una región donde el paro bate todos los récords conocidos.

Me gusta la tranquilidad y confianza con la que Rajoy contesta por enésima vez a la acusación socialista de no cumplir con el programa electoral. Transmite tranquilidad, seguridad y confianza en nuestro país. España ha evitado una catástrofe como hubiera sido el rescate, un país que ahora es líder en creación de empleo, un país que es ejemplo para quienes se plantean crecer y salir de la recesión económica, y desde luego, no estamos ni mucho menos como estábamos en el año 2011, es decir, sin dinero, sin prestigio, pagando unos intereses por la deuda desorbitados (prima de riesgo hoy se acerca a los 120 puntos básicos frente a los 200 puntos de Portugal o los 1.000 puntos de Grecia), con facturas en los cajones de la administración que asfixiaban a las pequeñas y medianas empresas…

Por cierto, la situación política de Grecia está haciendo que la demanda de deuda alemana aumente y eso añade más presión a las primas de riesgo de la periferia. Esto demuestra que la estabilidad política es fundamental para salir de la crisis y que las promesas electorales no se pueden hacer si no se tienen recursos para cumplirlas y tampoco se pueden dejar de pagar por parte de Grecia los 26.000 millones de euros que España les ha prestado a costa del esfuerzo de todos los españoles.

Veremos cómo afecta el miedo de los inversores al efecto populista comunista en los próximos resultados electorales porque puede ocurrir que el aumento de la inversión extranjera en España que se elevó un 20% en el año 2014 de nuevo vuelva a bajar.

El Gobierno debe garantizar la seguridad de los ciudadanos

En pleno debate sobre la reforma del Código Penal en España para dar una respuesta eficaz a las nuevas formas de delincuencia, nos estremece el atentado en Paris contra el semanario Charlie Hebdo. Parece que por momento todas las feroces críticas a la propuesta del Gobierno se han aplacado un poco y esto me recuerda cómo aquel 11 de septiembre de 2001 otro atentado terrorista contra las Torres Gemelas provocaba algo parecido. Entonces había un movimiento denominado “No a las armas” y a la inversión de los Estados en políticas de defensa que, obviamente, pasan por comprar armamento.

Creo que el terrorismo yihadista es la amenaza más fuerte que tenemos los ciudadanos de todo el mundo porque no solo causa muertos en Europa sino también, y muchos más, en los países donde nace. Leo estos últimos días cómo amenazan a niñas de 10 años con enterrarlas vivas sino se atan un cinturón de explosivos a la cintura y se suicidan en un mercado para mayor gloria de su profeta.

A veces necesitamos verla amenaza a la puerta de nuestra casa para darnos cuenta que la mayor responsabilidad de un Gobierno es defender la seguridad de sus ciudadanos frente a aquellos que quieren destruir y matar. Por supuesto que son muchos más los derechos que una sociedad democrática como la nuestra debe proteger y defender pero si no estamos seguros no tendremos sino miedo. Solo miedo. Y con miedo no se puede ser libre.

Por eso el Gobierno plantea con esta reforma una respuesta eficaz a las nuevas formas de delincuencia, por ejemplo, en internet, y cumple así con los compromisos internacionales en materia de seguridad.

<http://www.pp.es/actualidad-noticia/rajoy-terroristas-les-decimos-sin-temor-que-hemos-decidido-vivir-sin-miedo>

Las claves de la Reforma del Código Penal son:

1.- Protección del menor: especialmente en materia violencia de género y de nuevas formas de delito, como el acoso sexual a través de Internet. 2.- Refuerzo de la lucha contra la violencia de género: crea nuevos delitos y estrecha el cerco a los maltratadores. 3.- Lucha contra la corrupción: endurece las sanciones e introduce mecanismos más eficaces para recuperar lo defraudado. 4.- Proporcionalidad penal: ajusta las penas a la culpabilidad del hecho y amplía las posibilidades de reinserción. 5.- Prisión permanente revisable: que responde a los delitos más graves, sobre terrorismo y libertad sexual. 6.- Cumplimiento íntegro de penas: extiende el cumplimiento efectivo de la mitad de la condena a los delitos graves. 7.- Contundencia contra el terrorismo: impide que prescriban delitos de terroristas, se les exigirá que pidan expresamente perdón a las víctimas y colaboren con las autoridades.

Ahora esta reforma seguirá su trámite parlamentario, se debatirá y se mejorará con toda seguridad por los Grupos Parlamentarios, pero lo importante es que tengamos claro que el objetivo es solo uno: velar por la seguridad y perseguir a los delincuentes y terroristas.

DEL WATCHDOG A LA JAURÍA MEDIÁTICA (I)

Artículo del Profesor Muñoz-Alonso, catedrático de Derecho Constitucional publicado en El Imparcial y reproducido en este blog con su consentimiento.

España ha llegado a ser, en estos últimos tiempos, el ejemplo más cumplido y sin paralelo de eso que se llama la “democracia mediática”. Pero, acaso por las peculiares características de este país nuestro y de las gentes que lo habitamos o quizás por otros imprecisos azares, aquí se han magnificado todos los elementos negativos del modelo a costa de los positivos que, sin duda alguna, posee. La prensa libre e independiente nació casi simultáneamente con los modernos sistemas representativos y, desde luego, es coetánea con el parlamentarismo, primero inglés, después continental/europeo. Desde el primer momento, y sin que tuviera que atribuírselo ninguna norma constitucional, esa nueva prensa asumió un papel de crítica y control de la acción política y gubernamental, que denunció con acierto los abusos y errores que se cometían tanto en ese ámbito político, como en otros espacios de la sociedad. Esa función se concretó en la imagen del “watchdog”, el perro vigilante que, con sus ladridos, advierte de los fallos y de las equivocaciones y denuncia los excesos y las arbitrariedades. Pero también desde el primer momento se percibió que algunos periódicos hacían un uso vicioso y destemplado de esa función pública que la sociedad les había asignado, extralimitándose en su ejercicio hasta intolerables extremos. Thomas Jefferson que, antes de llegar al poder, había pronunciado aquella famosa frase de “prefiero periódicos sin gobierno a gobierno sin periódicos”, una vez convertido en el tercer presidente de los Estados Unidos, víctima de una furiosa e injusta campaña de prensa, se quejaba ya de los abusos con que se practicaba la recién nacida libertad de prensa. En una carta que escribió en 1807, desengañado por los brutales ataques periodísticos de que era objeto, escribió: “Nada se puede creer de lo que se lee ahora en un periódico. La verdad misma se vuelve sospechosa al colocarse en ese instrumento contaminado”. Y llegaba a la melancólica conclusión de que “una persona que nunca eche una mirada a un periódico está mejor informada que quien los lee, del mismo modo que el que no sabe nada está más cerca de la verdad que aquel cuya mente está llena de falsedades y errores”. Algunos años después, Alexis de Tocqueville, visitando aquella primera y bullente democracia escribía: “La prensa es esa potencia extraordinaria, tan extrañamente compuesta de bienes y males que sin ella la libertad no podría vivir, y con ella apenas puede mantenerse el orden”. Ya más cerca de nosotros, el mítico editor de The Washington Post en la época del escándalo Watergate, Benjamin D. Bradlee, recientemente fallecido, constataba, seguramente un tanto resignado, que “la libertad de prensa incluye la libertad de equivocarse e incluso la libertad de ser irresponsable”. Y esta situación de patente e impune irresponsabilidad se ha desmadrado hasta extremos inimaginables cuando los medios audiovisuales, sobre todo la televisión, han monopolizado, de hecho, la información y el debate políticos. Por no hablar de la revolución digital en marcha, que permite el acceso a la información en tiempo real y sin aludir a la cloaca, mezcla de ignorancia y mala leche, en que parecen recrearse las redes sociales. Lo que no se ha producido en España -a diferencia de otras democracias- es el menor atisbo de crítica o autocrítica de los medios. Ni éstos han llevado a cabo esa tarea de introspección y análisis de su comportamiento (ahora que tantos periodistas se autotitulan “analistas”) ni, salvo en muy escasa medida, la Universidad o la propia sociedad se han ocupado o atrevido de acometer tal tarea. Los periodistas no lo hacen (“perro no muerde a perro”) y a los demás les paraliza el miedo al poder de los medios. A mediados de los noventa -y con motivo de una campaña electoral que había sido especialmente negativa por los métodos que se utilizaron- la revista Newsweek, que ahora lucha por sobrevivir, llegó a considerar a los mass media, como los llaman por allá, “el enemigo público número uno” y los acusó de ser “una fuerza destructiva de la vida americana, más interesados en demoler que en facilitar la información que la gente realmente necesita conocer”.

Poco después, un conocido y estimado periodista, James Fallows, publicó un libro Breaking the News, cuyo subtítulo es todo un editorial: “Cómo los medios socavan la democracia americana”. Denunciaba Fallows la pérdida de los valores del periodismo clásico, esencialmente la búsqueda de información útil para el público, desplazados por una cobertura cínica y negativa de la política y acusaba a los medios de hacer su tarea con una dosis excesiva de superficialidad y frivolidad. Comentando aquel libro yo escribí que “si los periodistas norteamericanos son resistentes a las críticas, los españoles están acorazados y son absolutamente reacios a cualquier autocrítica”. Esa actitud ha crecido ahora exponencialmente. ¡Hay que ver el trabajo que les cuesta a los medios españoles rectificar las numerosas falsedades o inexactitudes, voluntarias o no, que diariamente publican! Por no hablar de esa indigesta mezcla de información y publicidad con que ahora algunos medios nos obsequian.

También en Francia se han registrado algunas saludables críticas. Dominique Wolton, un gran especialista en comunicación, se ha quejado de la “deriva” que nos ha conducido a la “hipermediatización” de la realidad y a la importancia exagerada atribuida a los sondeos que se toman como expresión natural de la opinión pública, cuando no son más que “la respuesta de ésta, en unas condiciones muy particulares, a una cuestión planteada por quienes encargan la encuesta” y, podríamos añadir, al servicio de sus particulares intereses, políticos o económicos.

Otro bien conocido autor, Alain Minc, muy relacionado con el mundo de los medios, se quejaba de que “la legitimidad ha cambiado de sentido: pertenece más a los medios que a los políticos”. “El duelo es desigual –continuaba- entre el hombre público y el periodista. Para el segundo prevalece una cuasi impunidad. Para el primero, por el contrario, la sanción psicológica es instantánea”. Y describía “un nuevo tipo de hombre público, inquieto ante el juez, angustiado por los medios, obsesionado por la opinión”. Se quedaba corto Minc, con lo de la “sanción psicológica” pues ahora los medios piden sangre o, como mínimo, cárcel inmediata.

Joaquín Leguina, uno de esos lúcidos políticos que desaprovecha el socialismo, se preguntaba el domingo en una entrevista, respondiendo al nuevo deporte nacional de la cacería del político que con tanto gusto y saña practican no pocos periodistas: “¿Por qué no fusilan a los políticos al amanecer y así se ahorran la pensión?”

En ese género desigual y proteico que son las tertulias -en las que, por cierto, siempre se ve y se oye a los mismos- demasiado a menudo, se parte de la premisa de que los políticos no tienen derecho ni a la presunción de inocencia –aunque hipócritamente no se deje de aludir a la misma- ni tampoco, por supuesto, derecho alguno a lo que se denominan “bicocas” o “inaceptables privilegios”, en forma de ordenadores, móviles, taxis o viajes como es habitual en todos los Parlamentos de Europa occidental. La nefasta tradición inquisitorial renace con frecuencia en nuestro país. Estos nuevos inquisidores no parecen haberse dado cuenta de que los parlamentarios españoles renunciarían son gusto a todas esas “bicocas” si se les diera un sueldo comparable al de su colegas de nuestro entorno, que a veces no acaban de creerse lo “privilegiados” que están sus homólogos en España. ¿Se han parado a pensar que mientras el Senado de España tiene un presupuesto de poco más de 50 millones el Senado francés dispone de diez veces esa cantidad? Claro que, para estos eximios especialistas en derecho constitucional comparado, tal comparación no tiene sentido porque habría, sin más, que suprimir el Senado. ¡Si lo sabrán ellos!

Dejamos para la semana que viene proseguir la reflexión sobre esta patológica situación de nuestra democracia que con el pretexto de la lucha contra la corrupción, que a todo bien nacido asquea -y que es especialmente repugnante cuando afecta a quienes, engañosamente y a la busca delictiva de sus propios intereses, se han dedicado al servicio público- se ha arrojado la sospecha sobre tanta gente honrada que trabaja por España y por sus conciudadanos. Desde fuera del sistema se ha acuñado esa despectiva expresión de “la casta” que busca no solo desacreditar a los políticos, a todos sin excepción, sino a las instituciones, a las que ya se declara, caprichosamente, caducas.

Y lo peor es que periodistas de todos los colores aceptan esa despectiva denominación y se han sumado a esa manifestación con un entusiasmo tan ruidoso como desconcertante. Alejandro Muñoz-Alonso

Menuda semana para Rajoy

En la última semana Rajoy ha comparecido en el Senado donde tuvo que improvisar una declaración contra la corrupción 24 horas después de la operación “Púnica” y habló del referendum ilegal en Cataluña, también hizo frente el fin de semana a una inesperada polémica sobre los viajes del ex-senador y actual Presidente de Extremadura y hoy mismo ha hecho una comparecencia en la Moncloa sobre la consulta catalana del pasado domingo.

Para quienes dicen o, mejor dicho, le han puesto el sanbenito de que no habla, parece que no está nada mal. El Presidente no puede estar todos los días en el Telediario dando opiniones, debe gobernar este país. En un breve repaso de estas tres intervenciones recuerdo que el martes 28 pidió perdón a todos los españoles por los escándalos de corrupción, dijo entender y compartir la indignación de tantos españoles ante la acumulación de escándalos y que iba a tomar más medidas para que ningún cargo público como el estatuto del alto cargo y la ley de control de la actividad económica y financiera de los partidos.

Estas medidas se sumarán a algunas reformas ya puestas en marcha como la obligación de declarar y hacer públicos todos los sueldos, subvenciones y contratos de la Administración. Recuerdo que él mismo fue el primero en publicar en la web de Moncloa su declaración de la renta, no como el entonces secretario general del Psoe, el señor Rubalcaba, que no la encontraba y dijo que la iba a pedir a Hacienda. Yo nunca la ví.

También ha sido este Gobierno el que ha endurecido las penas por prevaricación y ha ampliado los supuestos de tráfico de influencias. El que ha puesto en marcha la Ley de Transparencia y el que obliga a la declaración de bienes y patrimonio a todos los altos cargos al inicio y al final de su mandato. Podremos discutir si los sueldos son altos o si tendríamos que ser mileuristas, si un diputado o senador debe ganar más o menos que un profesor universitario o un futbolista, pero desde luego lo que no se puede negar es que en los sueldos públicos no hay economía sumergida.

Pero lo más importante es que precisamente las noticias que conocemos y que tanto nos escandalizan a todos son la viva muestra de que el Estado de Derecho funciona, porque las investigaciones de la Policia y Guardia Civil son exhaustivas y la Justicia, aunque tarde, también funciona.

Por cierto me llamó la atención la foto de todos los Presidentes de los Tribunales Superiores de Justicia pidiendo que se redujeran los aforados: estoy totalmente de acuerdo. Este país no puede permitirse 7.500 jueces y fiscales y 2.500 políticos aforados.

Así como el pasado martes en el Senado el Presidente dijo al senador Montilla que le gustaría encontrar una solución a la situación en Cataluña pero que no cree que haya que darle algo a cambio a quien convoca un referendum ilegal, hoy en la Moncloa el Presidente ha añadido que el domingo no se celebró un referendum. Lo que se hizo fue un simulacro que no tenía ninguna garantía porque no había censo ni imparcialidad (algunos votaron 3 veces, votaron menores e inmigrantes pero no los catalanes que viven fuera de Cataluña y los “interventores” eran voluntarios separatistas).

A pesar del dinero gastado la Generalitat y sus amigos independentistas solo han logrado, según ellos que son los que han contado los votos, que 1,8 millones de catalanes (??) dijeran sí a la creación de un Estado catalán y a la independencia. Pero esto supone 1/3 del supuesto censo así que no parece lógico que una minoría imponga su voluntad al resto de ciudadanos. Porque para ser un verdadero demócrata hay que creerse que la democracia es el gobierno de la mayoría teniendo en cuenta la opinión de una minoría a la que no hay que ignorar pero no puede ser lo contrario. <http://www.lamoncloa.gob.es/presidente/actividades/Paginas/2014/12112014-comparecencia.aspx> Me quedo con algo también muy importante que nos ha dicho hoy nuestro Presidente Rajoy: si el Psoe cree que hay que reformar la Constitución que presenten una propuesta, que digan qué quieren reformar y cómo, qué objetivo tienen con esa reforma porque el Gobierno está abierto a hablar y debatir sobre el tema. Pero si nadie sabemos qué es exactamente lo que quieren ni para qué dificilmente este Gobierno va a abrir un tema que no es ahora mismo la prioridad porque lo que los españoles queremos es trabajo y properidad, recuperar nuestra credibilidad, acabar con la corrupción y poder vivir seguros y en paz. Al menos es lo que yo quiero.

El Tribunal Constitucional suspende la consulta en Cataluña

Primero convocan referéndum y después consulta. Sabían desde la Generalitat que el Gobierno de España no iba a quedarse impasible frente a un incumplimiento de la legalidad, de nuestra norma fundamental, la Constitución Española. Rajoy dijo hace un año que no iba a permitir que se hiciera un referéndum ilegal en Cataluña para promover una segregación del Estado Español.

A tan solo 5 días de esa consulta que se anuncia para el día 9, el Tribunal Constitucional ha aceptado por unanimidad y por segunda vez el recurso que el Gobierno ha presentado y que paraliza la convocatoria de una especie de desafío que va más allá de lo razonable y sensato desde una institución que precisamente lo es porque está amparada por la Constitución, de un Presidente, que lo es, porque lo reconoce la Constitución.

Sinceramente pensaba que con la primera suspensión del anunciado referéndum la Generalitat iba a parar pero ví con asombro como empezaban a llamar a los directores de los colegios para que abrieran los colegios y convocaban a voluntarios en los medios de comunicación para organizar esa consulta. Y para colmo acabamos de comprobar que “Mari Fé de Triana” con domicilio en Paseo de Gracia 14 se puede registrar para votar… y le asignan una mesa. Esto no es serio en una Institución del Estado como es la Generalitat de Cataluña y perjudica seriamente a la salud democrática de España. Mal ejemplo dan los dirigentes que no acatan la ley frente a los ciudadanos.

El Gobierno ha hecho lo que podía hacer desde el punto de visto jurídico, no podía actuar en tanto no se incumpliera la ley. Está siendo firme para no hacer concesiones políticas a Ciu y sus socios republicanos a cambio de cesar en esta iniciativa porque sabe que esto antes o después se volvería a repetir. Precisamente por evitarlo otros Presidentes hicieron concesiones de tipo fiscal y mejoras de tipo presupuestario y de inversión en esa Comunidad Autónoma y no consiguieron nada más que aplazar lo que ahora estamos viviendo.

La Constitución es muy clara y reserva en exclusiva para el Gobierno de la Nación la convocatoria de referéndum. Y como ha dicho hoy la Vicepresidenta del Gobierno, Sainz de Santamaría, ningún dirigente elige qué ley quiere cumplir. Y si no la cumple asumirá las consecuencias.

La contratación indefinida crece un 25%

Acabamos de conocer los datos de afiliación de octubre y son buenos. Mejoran los de todos los meses de octubre desde 2008 a 2012 y destaca la consolidación en la tendencia ya continuada de creación de empleo. Octubre suele ser un mes de subida de paro, de hecho el paro ha crecido, pero ha sido el menor repunte en octubre desde el 2010. Por otro lado se han firmado 1,7 millones de contratos, un 8% más, y la contratación indefinida ha crecido un 25%.

El dato de afiliación es muy positivo ya que supera la media de los últimos 13 años en un mes tradicionalmente de final de temporada y han sido 28.817 afiliados más. Ya van 9 meses de aumento continuado.

Nuestro principal objetivo es continuar en la senda de la creación de empleo, nuestra preocupación y prioridad son los 4,5 millones de desempleados. De miles personas engrosando cada día las listas de parados hemos pasado a un descenso de 284.579 de desempleados respecto a octubre del año pasado.

El paro registrado entre los jóvenes menores de 25 años también ha disminuido en los últimos 12 meses en 31.114 personas, lo que supone un 6,9% de caída interanual.

Y es una lástima que todos estos datos sin duda alentadores se vean ensombrecidos por las noticias sobre corrupción. Igual que sería bueno que desde Cataluña su gobierno se ocupara más de problema de paro que es lo que más preocupa a los ciudadanos y gastaran menos tiempo y dinero en ver cómo se vota en contra de la legalidad vigente.

Frente a estos problemas lo fundamental es que todos nos comprometamos con la tolerancia 0 en cuestión de corrupción y que todas las instituciones, partidos y organizaciones trabajemos juntas para que no se vuelvan a producir casos de corrupción.

Hay que dejar actuar a la Justicia y a las Fuerzas de Seguridad del Estado: ellos son los que tienen la última palabra. El trabajo de la Justicia y de las Fuerzas de Seguridad ha demostrado su independencia y que nuestro sistema democrático funciona.

Como ha dicho hoy nuestro Presidente Rajoy la lacra del paro sigue siendo la principal preocupación y todos los esfuerzos deben ir en el sentido de crear empleo.