Archivo de la categoría: Asuntos Exteriores

Europa más fuerte y unida frente a las amenazas mundiales

Una Europa más fuerte y unida frente a las amenazas mundiales parece ser la consigna entre los principales líderes europeos. Las amenazas son muchas pero sobre todo las estamos viendo y sufriendo en forma de atentados en las principales ciudades europeas. El último delante del Parlamento Británico, todo un símbolo de democracia, igualdad y tolerancia. De eso se trata, de hacer mucho daño y además que sea muy visible.

Por supuesto que la condena a este atentado es absoluta. Ahora pongámonos a trabajar en evitar que un inglés se radicalice hasta el punto de cometer semejante atrocidad en su propio país. ¿La seguridad de todos depende de que un profesor de inglés de 52 años no sea captado por internet o en un centro de oración por extremistas? ¿Más libertad o más seguridad?

<http://www.elmundo.es/internacional/2017/03/24/58d434cb22601d98468b458c.html>

Deberíamos pensar más que nuestros propios intereses están en juego, no es cuestión de viabilidad económica o poder geopolítico, se trata de lo más importante: Europa debe garantizar la seguridad dentro de sus fronteras a los ciudadanos.

La inestabilidad va creciendo y no solo por la decisión de Reino Unido de salir de la UE. Ya antes el euroescepticismo, el terrorismo islámico, la crisis migratoria y los problemas energéticos estaban influyendo en las decisiones políticas del gigante europeo.

Las medidas no pueden ser tibias, todo lo contrario, o las autoridades apuestan enérgicamente por una Europa fuerte y diseñan una estrategia sin fisuras o poco a poco todos sufriremos las consecuencias.

La UE está formada por diferentes países con distintas circunstancias y debería entenderse que esas diferencias son precisamente lo que nos da la fuerza pero solo si somos capaces de entender, respetar y aceptar esas diferencias. Y dentro de una estrategia global no puede permitirse que, por ejemplo, el presidente del Eurogrupo trate a los países del sur con desprecio hacia su forma de vida con el tópico de siempre. Es intolerable en un dirigente de su categoría.

<http://economia.elpais.com/economia/2017/03/21/actualidad/1490111978_253779.html>

Todo es muy complicado pero a la vez es fácil si tenemos claras nuestras prioridades.

Las relaciones comerciales entre Europa y Gran Bretaña en el aire

Hace unos meses pensaba que después del referéndum en Gran Bretaña, inesperado para todo el sector económico y financiero británico, se buscaría la forma de hacer una salida suave, no traumática, por las consecuencias en las pequeñas y no tan pequeñas economías de ambos lados del Canal de la Mancha. El secretismo que ha mantenido el Gobierno de la isla sobre el proceso no era buena señal, las declaraciones de algunos miembros del gobierno de los toris tampoco.

Hoy hemos oido cómo la Primera Ministra anunciaba una salida total, definitiva, sin paños calientes de la Unión Europea. En una especie de burla a quienes pensaban que iba a ser de otra manera ha explicado que no se van de Europa… Pues claro! Los límites geopolíticos no pueden ser cambiados señora por muy inglesa que Vd. sea!

En los próximos meses ha anunciado que quieren negociar su salida para recuperar, dice, el control de sus fronteras, decidir quién entra en su isla, tener libertad para establecer los tipos impositivos que consideren para atraer empresas, incluso convertirse en un paraíso fiscal si hace falta.

Parece que los ingleses quieren comerciar libremente con cualquier país, incluidos los europeos por supuesto. Quieren, ha dicho, dejar de hacer aportaciones anuales al presupuesto europeo, que es cierto que son más de lo que reciben como le ocurre a la mayoría de las economías avanzadas de la UE.

Hace 40 años que Reino Unido pertenece a la UE y ha venido contribuyendo a su financiación que, quiero recordar, contribuye al crecimiento y la creación de empleo. Precisamente el objetivo de la política de cohesión, es financiar inversiones cuya finalidad es acabar con las diferencias económicas entre sus países y regiones. Asimismo, contribuye al desarrollo de las zonas rurales en Europa.

Las tres fuentes principales de ingresos de la UE no contarán con las aportaciones que hasta ahora ha venido haciendo uno de sus miembros y, en eso estamos deacuerdo Sra. May, cumpliendo con su compromiso aunque estaban incómodos desde un principio. Ya no aportarán:

  • Un pequeño porcentaje de la renta nacional bruta (normalmente en torno al 0,7%) de cada uno de los países de la UE, que representa la mayor fuente de ingresos. Los principios subyacentes son la solidaridad y la capacidad de pago.
  • Un pequeño porcentaje del impuesto sobre el valor añadido (IVA) armonizado que cobra cada país miembro, normalmente en torno al 0,3%.
  • Una gran parte de los derechos de importación sobre los productos procedentes de países no miembros de la UE (el país que recauda el derecho se queda con un pequeño porcentaje).

Quieren irse pero harán todo lo posible por atraer las mejores compañías y los mayores inversores; a nuestros estudiantes con más talento para que sus escuelas de negocio y universidades; a los trabajadores mejor cualificados para mantener sus servicios públicos como el sanitario que no podría funcionar sin los profesionales españoles y de otros países europeos y garantizar los derechos de sus nacionales en el territorio de la Unión Europea. Todo esto quiere el país de los autobuses rojos de doble piso… y claro está, que sigamos visitando sus ciudades y dejándonos una buena parte de nuestro presupuesto de vacaciones en sus hoteles, tiendas y compañías aéreas.

<http://internacional.elpais.com/internacional/2017/01/17/actualidad/1484670601_895879.html?rel=mas>

Me parece una broma de mal gusto pero, dicha por una señora que parece muy educada, puede no entenderse bien a este lado del Canal. Decir que un eventual fracaso de la UE “no favorecería los intereses de Reino Unido” cuando plantea una salida dura para recuperar el control de las personas que entran en su territorio y para hacer la política económica que consideren adecuada a sus intereses, es cierto, no le favorecería. Pero no debe preocuparle eso a Reino Unido porque la UE no va a fracasar.

El fracaso viene de un país que nunca se integró ni se identificó con el proyecto europeo al que ahora pide colaboración para que sus empresas y trabajadores no sean en última instancia los que paguen las consecuencias de una decisión política errónea, arriesgada y mal gestionada como fue el referéndum de junio.

Por mucho que apunte a la inflexibilidad del resto de países miembros en la negociación de un nuevo acuerdo por el anterior Primer Ministro David Cameron, lo cierto, todos lo sabemos es que el populismo galopante que viene reinando en ese país, los deficitarios servicios públicos y la crisis de liderazgo político lo que les ha llevado a esta situación.

Hasta el líder de los laboristas, Corbyn, ha claudicado de su discurso y ya se presenta como un defensor del control de las fronteras por el “impacto negativo de la inmigración incontrolada”.

<http://internacional.elpais.com/internacional/2017/01/10/actualidad/1484073888_720648.html?rel=mas?rel=mas>

Las consecuencias en la economía mundial de este nuevo escenario se debatirán sin duda por los asistentes a la Cumbre de Davos que hoy ha comenzado. Pero será en el Parlamento Europeo, que hoy a elegido al conservador italiano Antonio Tajani como nuevo Presidente, donde tendremos que mirar para saber qué ocurrirá en los próximos años.

El embajador de Reino Unido se compromete con Murcia

IMAG3328

Ayer Mr Simon Manley, embajador de Reino Unido e Irlanda del Norte en España, se comprometió con las empresas murcianas a apoyar desde la embajada para que las relaciones comerciales no se resientan con la salida de su país de la UE. Reino Unido es el segundo mercado de las exportaciones de verduras y cítricos de la Región de Murcia.

Recordó que España exporta a Reino Unido e Irlanda cada año unos 1000 millones y que importa alrededor de 100. Es imposible determinar las consecuencias del Brexit, dijo, pero “trataremos de negociar para que se mantenga una relación económica fuerte y, por supuesto, seguiremos siendo miembros de la UE hasta que negociemos totalmente la salida”.

Recordó que el plazo para hacer efectiva dicha salida es de dos años pero yo creo que la incertidumbre les obligará a tomar decisiones lo más rapidamente posible porque la economía es muy sensible a estas situaciones.

Las relaciones de España y Reino Unido se remontan unos 500 años atrás y de todos es conocida la facilidad para hacer negocios en La City. Mr Manley quiso dejar claro que están muy orgullosos de la presencia de españoles en su sociedad y apuntó que la mitad de los turistas que visitan Murcia son británicos, concretamente unas 200.000 pernoctaciones en el año pasado.

Obviamente, como no podía ser de otra manera, terminó su intervención diciendo que su país seguirá abierto para que las empresas españolas inviertan allí. Otra cosa es ver como evoluciona la fuerte devaluación de su moneda y la fuga de capital que ya se está produciendo desde el referendum.

Tuve la oportunidad de mantener con él una breve conversación después del almuerzo y me pareció sincero, preocupado y muy dispuesto a trabajar para buscar soluciones. Parece que en octubre volverá a visitar Murcia. Gracias a Foro Nueva Murcia por esta conferencia que como siempre habla de temas de total actualidad.

El último gran discurso de Obama

En el último discurso del Presidente Obama sobre el Estado de la Unión me han llamado la atención algunas ideas por la importancia que tienen no solo para EEUU sino para el mundo. Es la forma en la que los americanos conciben su propia realidad y nos dice mucho de su forma de entender la vida. Cuando parece que se ha alcanzado un acuerdo entre EEUU y Rusia para la primera tregua en la guerra de Siria que entrará en vigor en los próximos días merece la pena saber cómo siente el pueblo estadounidente en palabras de su Presidente.

Reproduzco aquí algunos párrafos del discurso que se puede consultar íntegro en la web de The White House:

Vivimos en una época de cambios extraordinarios: cambios que están redefiniendo la manera en la que vivimos, la manera en la que trabajamos, nuestro planeta y el lugar que ocupamos en el mundo. Es un cambio que promete increíbles avances médicos, pero también perturbaciones económicas que presionan a las familias trabajadoras. Promete educar a niñas en las aldeas más remotas, pero también conecta a los terroristas que conspiran contra nosotros desde el otro lado del océano. Es un cambio que puede ampliar oportunidades o ampliar desigualdades.

Como dijo Lincoln, no nos aferramos a los “dogmas del pasado sereno”, sino que pensamos y actuamos de forma innovadora. Hicimos que el cambio trabajara en nuestro beneficio, siempre extendiendo la promesa de Estados Unidos hacia afuera, a la siguiente frontera, a más y más personas. Y, como lo hicimos, como vimos oportunidades donde otros vieron tan solo peligros, nos hicimos más fuertes y mejores que antes.

Así que hablemos sobre el futuro y sobre cuatro preguntas clave que tenemos que responder como país, independientemente de quién sea el próximo Presidente o quién controle el Congreso.

Primero, ¿cómo le damos a cada uno una posibilidad justa de tener oportunidades y seguridad en esta nueva economía? Segundo, ¿cómo haremos para que la tecnología juegue a nuestro favor y no en nuestra contra, especialmente cuando se trata de resolver los desafíos más urgentes como el cambio climático? Tercero, ¿cómo haremos para garantizar la seguridad de Estados Unidos y liderar el mundo sin convertirnos en la policía mundial? Y por último, ¿cómo haremos para que nuestra política refleje nuestras mejores virtudes en vez de nuestros peores defectos?

Obama

He dicho antes que todo el discurso sobre la decadencia económica de Estados Unidos es pura palabrería política. Y también lo es la retórica que oyen acerca de que nuestros enemigos son cada vez más fuertes y Estados Unidos cada vez más débil. Estados Unidos de América es la nación más poderosa de la Tierra. Punto. Ni siquiera está cerca. Gastamos más en nuestras fuerzas militares que las siguientes ocho naciones juntas. Nuestras tropas son las mejores fuerzas de combate de la historia del mundo. Ninguna nación se atreve a atacarnos, ni a nosotros ni a nuestros aliados, porque saben que eso les llevaría a la ruina.

Las encuestas demuestran que nuestra posición en el mundo es mejor que cuando salí elegido para este cargo, y cuando se trata de asuntos internacionales importantes, la gente del mundo no busca ayuda en Pekín o Moscú —nos llaman a nosotros.

A pesar de sus convenios económicos, Rusia vuelca sus recursos para apuntalar a Ucrania y Siria, estados que se les escapan de su órbita. Y el sistema internacional que creamos después de la Segunda Guerra Mundial ahora le está costando seguir el ritmo de esta nueva realidad.

Depende de nosotros ayudar a rehacer ese sistema. Y eso significa que tenemos que establecer prioridades.

La prioridad número uno es la protección del pueblo estadounidense y la persecución de las redes terroristas. Tanto Al Qaeda como ahora ISIL representan una amenaza directa contra nuestro pueblo, porque en el mundo actual, un puñado de terroristas que desprecian el valor de la vida humana, incluso de la propia, pueden hacer mucho daño. Usan Internet para envenenar las mentes de los individuos dentro de nuestro país y debilitan a nuestros aliados.

Pero a medida que nos centramos en la destrucción de ISIL, afirmar que esta es la Tercera Guerra Mundial es entrar en su juego. Masas de combatientes montados en camionetas y almas retorcidas que conspiran en apartamentos o garajes resultan un gran peligro para los civiles y deben ser detenidos, pero no son una amenaza para nuestra existencia nacional. Esa es la historia que ISIL quiere contar; es el tipo de propaganda que ellos usan para reclutar.

No necesitamos darles más publicidad para mostrar que somos serios, ni necesitamos alejar aliados vitales en esta lucha haciéndonos eco de la mentira de que ISIL representa una de las religiones más grandes del mundo. Solo tenemos que llamarles lo que son: asesinos y fanáticos que tenemos que localizar, perseguir y destruir. Cuando alguien ataca al pueblo estadounidense, vamos a por ellos. Puede llevar tiempo, pero tenemos buena memoria y nuestro alcance no tiene límites.

Tampoco podemos intentar hacernos cargo y reconstruir cada país que entre en crisis.

Estados Unidos siempre entrará en acción, de ser necesario por su propia cuenta, para proteger a nuestro pueblo y a nuestros aliados; pero con respecto a los temas de interés global, movilizaremos al mundo para que trabaje con nosotros, y nos aseguraremos de que otros países pongan de su parte.

Así es como vemos los conflictos como el de Siria, donde nos hemos unido a las fuerzas locales y estamos liderando esfuerzos internacionales para ayudar a esa sociedad descompuesta a conseguir una paz duradera. Por ese motivo creamos una coalición global con sanciones y una diplomacia de principios para evitar que Irán tuviera armas nucleares. Mientras hablamos, Irán ha dado marcha atrás a su programa nuclear, ha remitido su arsenal de uranio y el mundo ha evitado otra guerra.

El liderazgo de Estados Unidos en el siglo XXI no es una elección entre no hacer caso al resto del mundo, excepto cuando asesinamos a terroristas; u ocupar y reconstruir cualquier sociedad que se esté desmoronando. El liderazgo significa saber usar sabiamente la fuerza militar y movilizar al mundo detrás de las causas justas. Significa tratar la asistencia al extranjero como parte de nuestra seguridad nacional, no una beneficencia. Cuando estamos a la cabeza para guiar a casi 200 naciones hacia el acuerdo más ambicioso de la historia en la lucha contra el cambio climático, eso ayuda a los países vulnerables, pero también protege a nuestros hijos. Cuando ayudamos a Ucrania a defender su democracia, o a Colombia a resolver una guerra que ha durado décadas, eso fortalece el orden internacional del cual dependemos. Cuando ayudamos a los países africanos a alimentar a sus pueblos y a cuidar a sus enfermos, eso ayuda a evitar que la próxima pandemia llegue a nuestras costas. Ahora mismo estamos encaminados a dar fin al flagelo del VIH/SIDA y tenemos la capacidad de conseguir lo mismo con la malaria, lo cual voy a promover para que lo financie el Congreso este año.

Eso es fuerza. Eso es liderazgo. Y ese tipo de liderazgo depende del poder de nuestro ejemplo.

Esto me lleva al cuarto punto, y tal vez lo más importante que quiero decir esta noche.

El futuro que queremos, oportunidad y seguridad para nuestras familias, un nivel de vida cada vez mayor y un planeta sustentable y en paz para nuestros hijos; todo eso está a nuestro alcance. Pero solo ocurrirá si trabajamos juntos. Solo ocurrirá si podemos mantener debates racionales y constructivos.

Solo ocurrirá si arreglamos nuestra política.

Una política mejor no significa que tengamos que estar de acuerdo en todo. Nuestra vida pública se marchita cuando solo reciben atención las opiniones más extremas. Hay mucha gente en esta cámara que querría ver más cooperación, un debate más elevado en Washington, pero se sienten atrapados por la presión de verse reelegidos. Lo sé, ustedes me lo han dicho. Y si queremos que la política mejore, no valdrá solo con cambiar a un congresista o a un senador, o incluso a un presidente; tenemos que cambiar el sistema y mostrar nuestro lado más positivo.

Es más fácil ser cínicos; aceptar que el cambio no es posible, que no hay esperanza en la política y creer que nuestras voces y acciones no importan. Pero si nos rendimos ahora, cedemos un futuro mejor. Aquellos con dinero y poder ganarán más control sobre las decisiones que podrían mandar a un joven soldado a la guerra, o dejar que ocurra otro desastre económico, o perder los derechos de igualdad y los derechos de voto que generaciones de estadounidenses han conseguido con su lucha e incluso con sus vidas. A medida que aumente la frustración habrá voces que nos pedirán que nos refugiemos en nuestras tribus, que otros conciudadanos sean el chivo expiatorio, un grupo que no se parezca a nosotros, o que no rece como nosotros, o que no vote como nosotros ni comparta los mismos orígenes.

No podemos permitirnos elegir ese camino. No nos dará la economía que queremos, ni la seguridad que buscamos, pero sobre todo contradice todo lo que nos define como la envidia del mundo.

Permanecer activos en nuestra vida pública para que refleje la bondad, la decencia y el optimismo que veo en el pueblo estadounidense cada día.

Lo veo en el estadounidense que cumplió una condena y que sueña con empezar de nuevo, y en el propietario de un negocio que le da esa segunda oportunidad. El activista empeñado en demostrar que la justicia importa, y el joven policía que hace sus rondas, que trata a todos con respeto, que hace el trabajo valiente y callado de mantenernos seguros.

Lo veo en la señora mayor que esperará en fila para votar el tiempo que sea necesario; el nuevo ciudadano que vota por primera vez; los voluntarios en las urnas que creen que cada voto debería contar, porque cada uno de ellos sabe de una manera u otra lo preciado que es ese derecho.

Ese es el Estados Unidos que yo conozco. Ese es el país que todos amamos. Con la mirada perspicaz. Con el corazón grande. Con el optimismo de que la verdad desarmada y el amor incondicional tendrán la última palabra. Eso es lo que me hace tener tanta esperanza en nuestro futuro. Por ustedes. Creo en ustedes. Por eso puedo ponerme aquí de pie, con la confianza de que el Estado de la Unión es fuerte.

Gracias, que Dios los bendiga y que Dios bendiga a Estados Unidos de América.

<https://www.whitehouse.gov/the-press-office/2016/01/12/comentarios-del-presidente-barack-obama-discurso-sobre-el-estado-de-la>

AUTORIZADA LA RESIDENCIA TEMPORAL DE LOS MENORES SAHARAUIS EN ESPAÑA

Hoy el Consejo de Ministros ha aprobado muchas iniciativas pero quiero comentaros la que me ha parecido que debería destacar en este blog y es la autorización un año más de la residencia temporal en España de los menores saharauis dentro del programa “Vacaciones en Paz 2014”.

Esta autorización comprende no solo las instrucciones necesarias por las que se determina el procedimiento para autorizar dicha residencia sino también la estancia de los monitores que les acompañan. Conozco personalmente este proyecto desde hace casi 20 años y me parece una de las iniciativas más bonitas que podemos llevar a cabo como españoles ya que demuestra la solidaridad y el cariño que nuestro pueblo mantiene con el Sahara.

Los niños procedentes de los campamentos de refugiados saharauis situados en la provincia argelina de Tinduf podrán disfrutar un año más de unas vacaciones de verano en España. En total serán 4.543 menores los que se beneficiarán de este programa que es mucho más que “unas vacaciones”.

Las familias que los acogen saben que tendrán que atender a estos niños para que los días que pasen en nuestro país sean felices y a la vez se encargarán de procurarles todo tipo de cuidados y facilitarles las revisiones médicas que precisen. A pesar de la crisis de los últimos años el esfuerzo de muchas personas ha permitido que estos niños de entre 9 y 12 años puedan seguir años tras año beneficiándose de un programa que es a la vez educativo, sanitario y social. Además a lo largo de todo el año las diferentes asociaciones implicadas con la causa saharaui hacen campañas de recogida de alimentos para los campamentos y dan a conocer la historia y la cultura del Pueblo Saharaui.

Desde mediados de junio y en estancias de 2 meses de duración cientos de Ayuntamientos, familias, asociaciones de amigos del pueblo saharaui y Comunidades Autónomas se implicarán en un programa que desde mediados de los años ´90 es un éxito de participación, solidaridad y amistad entre pueblos.

Desde aquí quisiera agradecer a todas las personas que hacen posible este enorme esfuerzo de solidaridad que merece la pena cuando ves la cara de estos niños el primer día que les llevan a ver el mar o a un parque de atracciones. Y si queréis participar solo tenéis que dirigiros a vuestro Ayuntamiento o a cualquiera de las Asociaciones de Amigos del Pueblo Saharaui. Así de fácil y así de grande.

COMUNIDAD 2014

Andalucía 1005 Aragón 153 Asturias 249 Illes Balears 95 Canarias 203 Cantabria 40 Extremadura 306 Galicia 326 Castilla y León 236 Castilla La Mancha 323 Cataluña 500 Comunidad Valenciana 178 La Rioja 38 Madrid 276 Murcia 153 Navarra 92 País Vasco 370 Total 4.543

El eterno problema de las fronteras

“La regulación de las fronteras es un reto común, no se puede mirar para otro lado, la inmigración es un problema del conjunto de la UE: Lampedusa,Ceuta y Melilla son también fronteras de Alemania y Bruselas” (Ramón L. Valcárcel, desayuno informativo Europa Press 27/02/2014)

Las noticias de hoy sobre las fronteras de Ceuta y Melilla son inquietantes. Hablan de un nuevo asalto masivo de 200 inmigrantes a través de la valla lo que en sí no es nada nuevo. Lo que sí lo es es que 30.000 personas aguardan en los campamentos cercanos malviviendo para hacer lo mismo y las mafías les están aconsejando que lo hagan ahora que, a la vista de Europa, los desafortunados incidentes de hace unas semanas en los que se ahogaron varias personas cruzando la frontera por el mar han puesto en entredicho la labor de la Guardia Civil.

He leído que esas personas que se ahogaron en aguas marroquíes estuvieron en el agua varios días hasta que salieron a flote. La intención de los vecinos estaba clara: que las corrientes arrastraran los cuerpos a tierra española. Hasta alguna burócrata de despacho en Bruxelas se ha indignado (no más que cualquiera de nosotros) con lo ocurrido pero es muy fácil hablar desde tan lejos. Mejor hubiera hecho personándose en Melilla y viendo en qué condiciones las Fuerzas y Cuerpos de la Seguridad del Estado ejercen su labor para proteger nuestras fronteras.

Porque allí arriba, en Alemania o en Bélgica no entienden que Lampedusa, Ceuta y Melilla son la puerta de entrada a Europa. Lo venimos diciendo mucho tiempo. El Estado Español gasta al año 10 millones de euros en vigilar esta frontera, los ciudadanos de Melilla y Ceuta son los que conviven con esta presión todos los días, son los impuestos de todos los españoles los que costean los gastos de atención sanitaria y manutención de estas personas en el centro de internamiento de inmigrantes, y ningún digno mandatario de la Comisión Europea que yo sepa ha pasado por allí.

Mientras los ciudadanos de las dos ciudades autónomas españolas, las ong´s y las autoridades locales hacen lo que deben hacer. Pero al centro de internamiento llegan muchos más de la capacidad para la que está preparado. Sus responsables están pidiendo ya tiendas de campaña al ejército para mantener las elementales medidas de seguridad, sanidad y alimentación.

Y desde luego no debemos olvidar el negocio de las mafias que están haciendo de efecto llamada a los más de 40.000 subsaharianos que esperan llegar a estos campamentos en los próximos meses. Recuerdo que este tema fue uno de los abordados en la visita del presidente Rajoy a Marruecos. Desde allí también se ven desbordados por la llegada de personas que anhelan pisar tierra española. Pero la solución no es dejar entrar a estas 70.000 almas, porque al día siguientes tendríamos 70.000 más.

Hoy leo en la prensa: “Interior alerta de que la división y las críticas internas son el mejor regalo a las mafias de inmigrantes”. Para pensar.

<http://www.elmundo.es/espana/2014/03/01/5311f79ce2704e3a7a8b4573.html>

La solución es que Europa en su conjunto tome medidas para ayudar a los países subdesarrollados a mejorar las condiciones de vida de sus habitantes. Mientras unos nos quejamos de la lista de espera quirúrgica otros no saben lo que es un médico y mucho menos una escuela o una carretera.

Es paradójico que a escasos tres meses de unas elecciones europeas donde el llamado “euroescepticismo” está calando hondo en muchos ciudadanos europeos, miles de personas subsaharianas o marroquíes, arriesgen su vida por cruzar la frontera que nos separa de África.

Es inquietante y preocupante que en Ucrania cientos de personas hayan perdido la vida en unas protestas para reivindicar su derecho a ser europeos mientras en muchos países europeos reniegan de la bandera azul. Parece que el valor de las cosas, como casi siempre, se aprecia más fuera que dentro.

Japón se mueve en España

Conferencia Embajador Japón

El Embajador de Japón en España, Sr. Satoru Satoh, ha reconocido el avance en bienestar, cultura e infraestructuras que ha experimentado España en los últimos 30 años aunque sigamos teniendo bares bulliciosos y los españoles sigamos queriendo hablar todos a la vez.

Esta mañana he asistido a un desayuno informativo organizado por Executive Forum España donde he podido conocer de primera mano la situación en la que se encuentra un lejano país, Japón, que en los años 80 fue la segunda economía mundial y que ahora se enfrente a grandes desafíos como son la contaminación y la crisis del petróleo.

Su embajador en España nos ha dicho que siguen afrontando retos tras el estallido de la burbuja económica de los años 90 que generó una gran inestabilidad política reflejada en el hecho de haber tenido 7 primeros ministros en tan solo 6 años. Y a este hecho se le suma el gran terremoto y el sutnami de 2011. Ahora además tienen nuevos rivales como Corea y una población cada vez más envejecida.

El nuevo Primer Ministro quiere afrontar tres cambios, y principalmente, la revitalización ecónómica y la reactivación de su diplomacia. La estabilidad política está asegurada al menos hasta las próximas elecciones dentro de 3 años ya que el gobierno tiene mayoría absoluta en las dos Cámaras. La revitalización económica tiene un plan muy definido que llaman Avenomix (al menos así lo he entendido yo) que propone una política monetaria expansiva y flexible y mejora del consumo.

Ha hablado de que se han producido unos cambios psicológicos en empresas para que inviertan sus beneficios y en las familias para incentivar el consumo. Me ha interesado este tema y le he preguntado a qué se referia exactamente con esos cambios psicológicos. Su respuesta ha sido muy clara: ha dicho que los mayores japoneses tienen mucho dinero ahorrado y que con incentivos fiscales están consiguiendo que muevan ese dinero en beneficio de sus nietos. Lo mismo para las empresas. La reactivación económica empieza por la demanda interna.

Para ellos existe una frase que resume qué están haciendo “LA MAREA ALTA LEVANTA TODOS NUESTROS BARCOS”. Basándose en la tecnología de la información quieren actuar con estrategia en el sector de la energía, en el turismo y en medicina. Ha repetido varias veces que para ellos la medicina es un tema muy importante.

Muy de pasada (pero al menos lo ha dicho y es de agradecer) ha comentado que tienen nuevas políticas sobre “participación ciudadana femenina” en el mundo laboral y social. No las ha explicado. Y de aquí ha pasado a describir su preocupación por la seguridad ya que el nuevo terrorismo internacional y el hecho de tener cerca a países con programa nuclear, sumado a las viejas tensiones con China, requieren mucho esfuerzo diplomático. Ha anunciado que en breve se firmará un memorandum de entendimiento entre España y Japón en materia de defensa en colaboración con el ministro Morenés, presente también en el acto.

Comercio En los próximos años el 70% de su comercio está sujeto a acuerdos de libre comercio y esto será sin duda una gran oportunidad. El Acuerdo transpacífico con la UE ha sido un gran logro y ahora es Asia Pacífico la que aspira a liderar el comercio internacional después de haberlo hecho EEUU y antes Europa.

El Embajador japonés ha alabado la política exterior del Presidente Rajoy que ha potenciado la diplomacia con Asia ya que además Japón comparte con España valores fundamentales como la democracía y los valores humanos, ambos países gozan de un respeto mutuo y amistad reflejado en el denominado Año Dual que conmemora el 400 aniversario de las relaciones entre España y Japón. Ha estado simpática la alusión a que Cristobal Colón no se equivocaba cuando viajó hacia el Oeste en busca de la tierra prometida y ha reconocido que Latinoamérica unirá aún más a ambos países.

Cuando en octubre de 2013 el Presidente Rajoy visitó Japón se lanzó la Asociación para la paz, la innovación y el crecimiento con el objetivo de dinamizar la política, la economía y las relaciones parlamentarias. Hay que impulsar la cooperación en energía, medicinas, infraestructuras y turismo y son ya 200 empresas japonesas las que operan en nuestro país.

Energía Japón tiene que cambiar su mix energético, basado hasta ahora en un 30% de energía nuclear, un 60% gas natural y carbón y un 10% de renovables, hidraúlica principalmente. Después del sutnami tienen 50 reactores nucleares sin producir y aunque no van a renunciar a la nuclear porque económicamente no es viable sí van a incrementar la seguridad.

La conferencia ha terminado hablando de las tensiones en el Mar de China Oriental, algo que preocupa a Japón pero que de ninguna manera acabará en enfrentamiento ya que no responderán a las provocaciones sino es con respuesta pacífica y la colaboración de los países aliados.

Si unos 300.000 turistas japoneses visitan España al año esperemos que sean muchos más de ahora en adelante y aunque hayan conseguido las Olimpiadas para el 2020 dejando fuera a Madrid aquí seguiremos esperándoles con los brazos abiertos porque les admiramos por ser un país de fuertes convicciones, que lucha contra la adversidad y que no se rinde ante ningún azote.

ESPAÑA EN EUROPA Y CON IBEROAMERICA

España pertenece a la Unión Europea por ser éste su ámbito geográfico pero como todos sabemos los lazos históricos y culturales con los países del sur del continente americano son muy fuertes ya que llevamos siglos de encuentros y desencuentros pero al final conformamos una realidad de 600 millones de personas.

bandera España

Cuando la población europea apenas alcanza el 10% de la población mundial y Asia supone el 60% de dicha población está claro que España debe aprovechar y afianzar las enormes posibilidades que podemos encontrar en nuestros países hermanos del otro lado del Atlántico. Tendemos con demasiada asiduidad a simplificar las relaciones internacionales al ámbito de lo económico y, aunque es cierto que en este tema España y Portugal se han visto afectadas de manera importante por la crisis económica en general y por la del euro en particular, también lo es que América Latina ha experimentado una profunda transformación de sus economías y se ha convertido en un generador mundial de materias primas y por lo tanto se sitúa en un lugar destacado entre los ejes de desarrollo mundial.

Pero esto tiene un riesgo como es que la reprimarización, como lo ha definido Lamo de Espinosa, no se convierta en una oportunidad para el desarrollo industrial sino que se agote en el sector primario y no sirva de punto de partida para un avance de los demás sectores económicos.

La relación económica entre empresas de España y México, Brasil o Panamá, entre muchos otros, está contribuyendo a superar la crisis de nuestro país y la expansión de empresas latinoamericanas. Deberíamos ser capaces de fomentar estas relaciones para que sea atractivo instalar en nuestro territorio sedes de empresas latinoamericanas que sin duda contribuirán a fomentar nuestra economía y generar empleo. Las 500 mayores multilatinas están distribuidas en los sectores de alimentación, bebidas, telecomunicaciones, aerolíneas y tecnología (América Economía 2012) y las posiblidades de establecer alianzas con empresas españolas para desarrollar proyectos o abrir mercados deberían ser tenidas en cuenta y desarrolladas con la colaboración de los gobiernos.

Es obvio que la globalización nos obliga a mirar para todos los lados, no solo para Latinoamérica, porque Asia también mira a Iberoamérica y hay que estar preparados para que los cambios que se están produciendo en las relaciones políticas, culturales y económicas a nivel de continentes europeo, americano y asiático, se produzcan sin conflictos.

En este punto me quiero detener en la influencia del gran gigante asiático, China, que con sus 1.300 millones de habitantes, extiende sus redes comerciales por todo el mundo pero que se está centrando en esta última década de los países iberoamericanos como grandes proveedores de materia prima para su consumo. Pero en Latinoamérica, China es vista como una mezcla de amenazas y bendiciones. Si por un lado desde principios de este siglo está financiando a países que tienen dificultades para acceder al crédito como Argentina, Ecuador o Venezuela, por cierto, sin ningún tipo de condicionamiento político, y en sectores que potencian el crecimiento económico (minería o infraestructuras) pero no el desarrollo social, por otro lado esta influencia está perjudicando a países centroamericanos y a México que están viendo como China invade sus tradicionales nichos de mercado en Estados Unidos. Luego es fundamental que España esté atenta a estos movimientos y sepa estar presente en los movimientos que es tán produciendo y los que se están gestando.

Por esto es muy importante la apuesta de nuestro gobierno por impulsar y participar en la Alianza del Pacífico integrada por Chile, Colombia, México y Perú. Nuestro Presidente Rajoy y el primer ministro de Canadá estuvieron presentes en la celebración de la Cumbre de la Alianza del Pacífico en Colombia, una cumbre que ha servido para reforzar los principios económicos pero teniendo en cuenta su gran influencia sobre una América Latina demasiado fragmentada, con países que tienen marcadas diferencias, diferentes niveles de renta y desarrollo, países de ideología bolivariana junto a otros con democracias muy consolidadas, por lo que esta Alianza es un gran instrumento para la defensa de los valores democráticos por parte de los países miembros.

“Para España es muy importante esta Alianza porque es un gran inversor en estos países y nuestras exportaciones están aumentando mucho”, Mariano Rajoy, Cumbre de Cali. El tráfico de mercancías en el Pacífico es el mayor del mundo, los mayores puertos se encuentran en Asia.

Pero a España nos interesa más potenciar el área atlántica y la negociación entre EEUU y la UE para conformar un gran área de libre comercio atlántica es una cuestión estratégica de primer orden. No debemos sin embargo olvidar que es fundamental el fortalecimiento institucional que garantice la necesaria seguridad jurídica a ciudadanos y empresas. En estos días estamos viendo como por primera vez Argentina va a indemnizar a una empresa por su expropiación y eso se debe a ni que se ha dado cuenta que perderán más en inversiones que los beneficios de acciones de esta índole.

Es imprescindible que las nuevas oportunidades no vayan en detrimento de la unidad que siempre ha caracterizado a Iberoamérica en función de sus raíces históricas, de su lengua común y de su cultura que han cohesionado, al margen de ideologías políticas, una comunidad hispanoamericana. Eso sí, España debe estar atenta a los recientes procesos electorales que se han celebrado y aún más a los que están celebrándose en países tan importantes como Chile.

Por lo tanto, además de economía, deberemos hablar de sistemas políticos preparados para los cambios desde el fortalecimiento democrático de sus instituciones y el respeto a las normas internacionales. De todo esto se habló en la pasada Cumbre de Panamá y anteriormente en la de Cádiz. Asimismo tuve la oportunidad de intervenir en el Foro Parlamentario Iberoamericano, previo a dicha Cumbre, que elaboró una serie de recomendaciones en este sentido.

GRUPO

Queda claro que el espacio latinoamericano debe adaptarse a la nueva realidad mundial, a los cambios de la sociedad y de la economía que se vienen produciendo en estos últimos años. Y lo que no debemos olvidar es que debe hacerlo con un único objetivo: el bienestar de los ciudadanos, desde el respeto a las diferencias y trabajando por reducir las desigualdades y ayudar a los más débiles. Y además, su seguridad debe estar por encima de todo.

Decía el Secretario General Iberoamericano en la inauguración de la Cumbre de Jefes de Estado en Panamá el pasado mes que “Compromisos sociales sin buena racionalidad económica pueden terminar en una sociedad sin economía. Racionalidad económica sin compromisos sociales puede conducir a una economía sin sociedad”.

Precisamente en materia económica podemos hablar un moderado optimismo ya que son muchos los analistas que reconocen que España está siendo capaz de superar las dificultades económicas sin una intervención de su economía, una economía que ha salido ya de la recesión después de más de dos años. Ha descendido la prima de riesgo, está volviendo a entrar capital extranjero en forma de inversión directa e inversión en cartera y se estabiliza gradualmente el mercado laboral, habiéndose frenado la brutal destrucción de empleo desde el año 2009. Y como se dice desde el Ministerio de Economía, ha sido el sector exterior el que más ha contribuido a esta mejoría y sin duda las nuevas relaciones comerciales entre España y Latinoamérica.

exportaciones

Es muy importante destacar la apuesta por mejorar lo que se ha denominado “Marca España”, creando un comisionado en el año 2012 desde el Gobierno, algo que ya algunos analistas, como el Real Instituto Elcano, apuntaban que era necesario. Y yo añadiría que **hay que apostar por la Marca España sin complejos, porque los toros, el sol y playa, la gastronomía, el jamón, el flamenco, el patrimonio arquitectónico, la Selección Española, nuestra cultura, la lengua… todo es un valor en su conjunto que generar simpatías y de ahí se puede trabajar para conseguir desarrollar alianzas, sinergias y colaboraciones.

Precisamente el RIE ha elaborado este año un documento entre varios de sus investigadores que con el título “España en el mundo 2013: perspectiva y desafíos” dice que el futuro de Europa y de España está tanto más fuera que dentro y que la política exterior es una de las más importantes políticas interiores. Recuerda que los españoles siempre miramos al norte, a Europa, y lo hacemos con envidia y cierto complejo de inferioridad (queremos ser europeos porque, en cierto modo, creemos no serlo). Miramos al oeste con cierto complejo de superioridad (ya obsoleto) como si quisiéramos ser ejemplo y modelo para ellos. Y respecto al Sur, simplemente, no miramos, o miramos poco, casi como si deseáramos que no existiera nuestro sur, que el mundo se acabara en Gibraltar.

En virtud de ello, la política exterior española se ha articulado en los famosos cuatro vectores: la UE, el atlántico (la UE no puede existir sin la OTAN), América Latina (juntos somos Iberoamérica) y el Magreb, nuestra verdadera frontera. Pero ahora este esquema de cuatro prioridades geográficas debe adaptarse a las nuevas circunstancias que han hecho saltar por los aires los planteamientos tradicionales.

Hay que tener en cuenta que siendo en términos de población tan solo 47 millones de personas mantener nuestra influencia requerirá de importantes dotes de astucia e inteligencia. Desde el documento anteriormente señalado se dice que sería deseable que existiera un amplio consenso nacional entre las principales fuerzas políticas en torno a los grandes asuntos que dominarán la agenda exterior de España durante y después de la crisis. Por otro lado, la élites políticas deberían asumir que la acción exterior es algo que compete al conjunto de la sociedad y que ésta debe tener mayores cauces para manifestar sus opiniones al respecto.

Nada que añadir a tales consideraciones, pero creo que los españoles debemos ser conscientes de que la unión y la solidaridad con la Unión Europea e Iberoamérica nos hará más fuertes a nivel global, y en esto sinceramente no se está comunicando adecuadamente.

Se han cometido errores, el euro está en crisis porque no se planificó correctamente la unión monetaria, hay que seguir trabajando como lo hacen España y Francia para la unión bancaria que evite nuevas crisis, se impone la austeridad pero sin menoscabo de las políticas sociales y todo esto solo podremos hacerlo desde la reconstrucción de un espíritu europeo y el afianzamiento del espacio iberoamericano para afrontar con más fuerza las amenazas globales.

Y hay que empezar por educar a los más jóvenes en la necesidad de apoyar las alianzas entre países para evitar conflictos, porque las nuevas generaciones no son conscientes de que precisamente Europa ha sufrido en el pasado grandes guerras y que ha costado mucho llegar a la unión que ahora tenemos.

Amenazas de las cuales dos considero que son muy preocupantes. Por un lado el terrorismo, que no conoce fronteras y que evoluciona en su lucha por la supervivencia, y por otro la seguridad ciudadana. Creo que ambos temas interesan mucho a los ciudadanos en general y deben ser los sistemas democráticos los que deben tener entre sus prioridades protegerse de ambas. También de la agitación totalitaria que pretende conseguir en la calle lo que no ha conseguido en las urnas. Y todos tenemos en mente episodios de estas características en nuestro país y otros, tanto europeos como latinoamericanos. Cómo hay que luchar frente a los profesionales de la agitación que se nutren de la indignación de la ciudadanía o contra las células terroristas que se infiltran en las sociedades democráticas para destruirlas debe ser algo que nos ocupe y sea nuestra meta. Estamos saliendo de una gran tormenta. Ahora lo importante es estar mejor preparados para evitar la próxima.

Recursos: www.senado.es www.exteriores.gob.es www.realinstitutoelcano.org www.fundaes.es www.expansion.com www.segib.org

Lituania y la UE dirigidas por una mujer

Recientemente he asistido a un acto donde el Consejero de la Embajada de Lituania en España nos acercaba un poco a la realidad de su país. Empiezo por deciros que desde julio este pequeño país preside la Unión Europea que con solo tres millones de habitantes es líder en crecimiento económico. En el año 2011 crecieron al 5’9% y el próximo año tienen previsto crecer al 3’9%. ¿Tendrá algo que ver que al frente de su gobierno desde 2009 hay una mujer?

Presidentes_de_la_UE_eu2013.lt

Su presidenta Dalia Grybauskaite, fue la primera mujer que llegó a ese cargo en su país, en 2009. Se dice de ella que es dura, severa y disciplinada. Ella misma se declara admiradora de Margaret Thatcher y quizás por eso se la conoce como la “dama de hierro del este”. De cualquier forma esta antigua república soviética pertenece a la UE desde 2004 y tiene claro los objetivos para este semestre que pasan por fortalecer Europa en el mundo, una ardua tarea, fomentar el empleo, avanzar en el combate con el fraude fiscal y combatir el contrabando. Casi nada.

Durante estos seis meses calculan que organizarán unas 1.500 reuniones en Bruselas y 300 en Lituania. Nos habló el Consejero de su capital, Vilnius, de su clima cálido en verano y riguroso en invierno, de sus paisajes verdes, de su Universidad y de su moneda, la litas, porque hasta el 2015 no tendrán la moneda única, así que si vais a visitar este bonito país no podréis pagar en euros.

Los orígenes de Lituania, con un 80% de católicos, se remontan a 1.009. En la Edad Media fueron un Gran Ducado Independiente y en el S.XVI una mancomunidad de Polonia pero con autogobierno. Después se incorporó a Rusia en 1795 y hasta la I Guerra Mundial se produjeron grandes revueltas llegando incluso a prohibirse hablar en lituano durante 40 años.

En 1918 se proclamó independiente. En 1940 los pactos germano-soviéticos la anexionaron a Rusia como República Soviética. Como es de suponer las guerrillas estuvieron a la orden del día hasta 1956 mientras que su gobierno desde el exilio mantenía relaciones diplomáticas a nivel internacional.

El 11 de marzo de 1990 se convirtió en una república independiente y desde 2009 tiene a una mujer al frente de su Gobierno. Vaya por delante mi admiración hacia una mujer que lo ha conseguido.