Medidas contra el desempleo juvenil

La situación que afronta éste Gobierno es de un 55% de paro juvenil, con 1.007.967 jóvenes en situación de desempleo inscritos en los servicios públicos de empleo. Para buscar soluciones se ha llegado a un acuerdo con los agentes sociales, patronal y sindicatos, un acuerdo abierto a todo el que quiera participar. Para el presidente del Gobierno la creación de empleo es una prioridad y por eso ha presentado hoy la Estrategia de Emprendimiento y Empleo Joven 2013-2016, una iniciativa del Ministerio de Empleo y Seguridad Social que contempla 100 medidas dirigidas a combatir el desempleo entre los jóvenes.

Teniendo en cuenta que casi la mitad de los jóvenes parados, 456.926 desempleados, no tienen el título de ESO, las medidas para que consigan dicha titulación están recogidas en el documento ya que a mayor formación más posibilidad de encontrar un empleo. Ya lo decíamos en la oposición cuando denunciábamos que el fracaso escolar era la causa de tanto desempleo juvenil pero fue como predicar en el desierto.

La Estrategia Estrategia de Emprendimiento y Empleo Joven incluye, por tanto, un conjunto de actuaciones dirigidas a mejorar la empleabilidad de los jóvenes a través de la educación, la formación, el conocimiento de idiomas extranjeros y de las tecnologías de la información, acciones para fomentar el emprendimiento y actuaciones cuyo objetivo es mejorar la intermediación para facilitar el acceso a un puesto de trabajo.

Además, se proponen medidas para estimular la contratación de jóvenes mediante nuevos incentivos a las empresas.

Para la consecución de los objetivos de la Estrategia y la implementación de las nuevas medidas que contiene se prevén nuevos recursos económicos de la Administración General del Estado por importe de 3.485 millones, de los cuales el 32% estarán cofinanciados con el Fondo Social Europeo.Las nuevas medidas consisten en estímulos a la contratación, medidas de autoempleo y emprendimiento, formación y mejora de la intermediación. Asimismo acciones relativas a la Formación y la Educación, fundamentales para tener más posibilidades de acceder a un puesto de trabajo.

Además, el Gobierno va a impulsar la Responsabilidad Social de las Empresas mediante un sello o distintivo a través del cual el Ministerio de Empleo y Seguridad Social reconocerá la contribución de quienes se sumen al reto de empleo joven.

Las medidas basadas en la EDUCACIÓN, FORMACIÓN Y MEJORA DE LA EMPLEABILIDAD consisten en Extender los programas formativos dirigidos a la obtención de certifica­dos de profesionalidad y con compromiso de contratación. Pero lo más necesario es el desarrollo de estímulos para obtener el título de Educación Secundaria Obligatoria.

Las medidas de FOMENTO DEL EMPRENDIMIENTO Y DEL AUTOEMPLEO son la TARIFA PLANA para jóvenes autónomos. Se establece una cuota mínima de 50 euros durante seis meses para las nuevas altas de jóvenes autónomos a la Seguridad Social. Durante los seis meses si­guientes, se aplicará una reducción sobre la base mínima de un 50% y después se mantiene una reducción y una bonificación de un 30% durante 18 meses.

El tercer bloque de medidas se denominan “EMPRENDE CON CRÉDITO” y aquí destaca la compatibilización durante nueve meses de la prestación por desempleo con el inicio de una actividad por cuenta propia para emprendedores de hasta 30 años. Además se amplian las posibilidades de aplicación de la capitalización por desempleo, abriendo la posibilidad de que los beneficiarios de prestaciones por desempleo puedan capitalizar hasta el 100% de su prestación para realizar una aportación al capital social de todo tipo de sociedades mercantiles de nueva creación.

Además, se permite que la capitalización de la prestación por desempleo pueda utilizarse por el nuevo emprendedor para adquirir servicios de asesoramiento, formación e información, así como para cubrir los gastos de constitución de una nueva sociedad. Y se mejorará la financiación para los autónomos y los emprendedores mediante fondos de capital semilla, microcréditos, business angels y la figura del préstamo participativo para facilitar la puesta en marcha de empresas y financiar actividades claves en los procesos de iniciación e implementación.

Otra medidas muy importante es que se podrá reanudar el cobro de la prestación por desempleo tras realizar una actividad por cuenta propia si, transcurrido un máximo de cinco años desde el inicio de una actividad por cuenta propia, se produce la baja en el régimen de autónomos.

Dessde los Servicios Públicos de Empleo se va a prestar asistencia técnica y formación a los emprendedores que hayan optado por la capitalización del desempleo. Y para ayudarles a aprovechar la experiencia de mayores de 45 años se beneficiarán de una reduc­ción de la cuota de la empresa a la Seguridad Social por contingencias comunes del 100% durante el primer año mediante el CONTRATO GENERACIONES.

Fomento de la Economía Social y del emprendimiento colectivo mediante una bonificación de 800 euros anuales en la cuota a la Seguridad Social durante un máximo de tres años para aquellas cooperativas y sociedades laborales que incorporen como socios trabajadores a jóvenes desempleados meno­res de 30 años. Esta bonificación será de 1.650 euros anuales para las em­presas de inserción que contraten a jóvenes en riesgo de exclusión social durante todo el contrato o durante 3 años en caso de contrato indefinido.

Se crea un “PORTAL ÚNICO DE EMPLEO” que facilite la búsqueda de empleo en todo el territorio y que contenga toda la información de utilidad para orientar a los jóvenes.

Las empresas que contraten a jóvenes sin experiencia laboral o desemplea­dos de larga duración, y que *compatibilicen empleo a media jornada con formación, disfruta­rán de una reducción de la cuota a la Seguridad Social del 100% si tienen menos de 250 trabajadores y del 75% si superan dicha cifra en su plantilla.

Los autónomos y empresas de hasta 9 trabajadores que contraten de forma indefinida a jóvenes disfrutarán de una reducción del 100% en las cuotas a la Seguri­dad Social durante un año.

“PRIMER EMPLEO” joven está destinado a que los jóvenes puedan tener su primera experiencia profe­sional. Las empresas que transformen este contrato en indefinido tendrán derecho a una bonificación en la cuota a la Seguridad Social de 500 euros al año durante tres años y de 700 euros si se suscribe con mujeres.

Contrato en “PRÁCTICAS” para las empresas que contraten jóvenes que han terminado su periodo formativo para que puedan tener su primera experiencia profesional vinculada a su titulación disfrutarán de una reducción en la cuota a la Seguridad Social de hasta el 50%.