CRISIS DE REPUTACIÓN. ¿QUÉ HACER?

Crisis de reputación: la red no borra nada

El caso del jugador Eric Zarate es un claro ejemplo de cómo un comentario en internet hace 5 años puede jugarte una mala pasada. Nuestra reputación digital se construye de lo que decimos desde el minuto cero en cualquiera de las redes sociales, nada se borra, nada se destruye.

En el mundo empresarial cada vez más se hace un estudio de la reputación digital del candidato, cosa que parece que no hizo muy bien el club de futbol que le fichó, o quizás, si lo hizo, pensó que algo escrito hace 5 años por un adolescente no iba a tener ninguna repercusión.

Lo importante es que parece que ahora otro club le ha fichado y ambos han afrontado la crisis de reputación de éste último de la mejor y única manera posible, es decir, con humildad y reconociendo el deslizcomo un error imperdonable. Así hemos visto como el futbolista, después de ser contratado y posteriormente despedido del Lleida, ha aparecido en todos los medios de comunicación, incluso nacionales, pidiendo disculpas por un tuit de adolescente irreflexivo que le ha jugado (nunca mejor dicho) una mala pasada. Y le han vuelto a contratar en otro club catalán. Lo que está por ver es cómo responde la afición.

<http://noticias.lainformacion.com/deporte/futbol/eric-zarate-santfeliuenc-ficha-anticatalanista-lleida_0_950006349.html>

Uno de los consejos en redes sociales, el primero de todos, es contar hasta 10 antes de publicar. Si tenemos la más mínima duda de la veracidad de lo que publicamos o del interés de nuestra opinión, o sencillamente, si podríamos ofender a alguien, mejor hacer otra cosa porque algún día nos puede pasar factura.

Estamos acostumbrados a ver cómo se revisan tuits de políticos de hace años donde chistes xenófobos o racistas, fotos demasiado personales o simplemente opiniones personales en un momento concreto han supuesto verdaderos quebraderos de cabeza a algunos. Ahora ya no solo en política puede ocurrir, la imagen personal la tienen todas las personas, desde que nacen. No es patrimonio de artistas, famosos o políticos, todos poseemos una imagen, una marca personal propia.

La reputación digital es parte fundamental de la marca personal de cada uno, independientemente de que seas jugador de futbol, abogado, asesor fiscal o concejal, y debe cuidarse tanto por lo que se dice como por lo que se comparte de otros perfiles.

Como también es parte de nuestra marca personal aquello de lo que nos rodeamos. Así que, a partir de ahora, pensemos además que deberíamos cuidar también mucho a quien seguir porque nuestro círculo más próximo muchas veces dice más de nosotros mismos de lo que individualmente transmitimos.

Si se invierte trabajo y tiempo en construir una reputación profesional o personal conviene mantenerla. No es algo invariable, se puede transformar, mejorar, o se puede renunciar voluntariamente a ella.

Posiblemente se decida en un momento de la vida hacer algo de forma consciente al respecto pero hay que evitar que un acto subconsciente la arruine. Contemos hasta 10.

La inversión extranjera a la expectativa

El último informe de la patronal del sector de capital privado en España, ASCRI, no es lo bueno que se esperaba porque las cifras de inversión extranjera en España han sido de 746 millones de euros en 296 operaciones en el primer semestre de este año. Atribuyen a la inestabilidad política, con un gobierno en funciones, y unas segundas elecciones por primera vez en democracia, la paralización de algunos proyectos anunciados.

Los inversores son cautos y prefieren esperar a ver cómo se desarrollan otras situaciones de incertidumbre como el proceso de brexit aprobado en Reino Unido y que no parece tener ninguna vuelta atrás. Lo demuestra el hecho de que hoy la nueva primera ministra ha anunciado la renuncia a la próxima presidencia rotativa de la UE. También las elecciones en EEUU son un factor a tener en cuenta por inversores, y una vez conocido definitivamente el nombre de Trump todavía esperarán para ver el resultado definitivo del duelo entre el magnate y la candidata demócrata, Clinton.

<http://www.lavanguardia.com/internacional/20160720/403338743055/donald-trump-candidato-republicano-presidencia-estados-unidos-oficial.html>

Desde luego para España la publicidad que ha generado la polémica inversión del gigante chino Wanda no ayuda a generar confianza. También hoy hemos conocido que un inversor nacional, de Murcia, ha comprado el emblemático edificio de la Plaza de España.

De esto habla el informe de ASCRI, ya que las compañías españolas, coinversoras en la mayoría de las operaciones, confían en el próximo cierre de importantes proyectos. Por lo tanto se espera un crecimiento de la inversión de capital en compañías no cotizadas para el segundo semestre. Se espera además que se mantenga la tendencia positiva en inversión en startups españolas como ha venido ocurriendo el último año.

Los sectores con más volumen de inversión en el primer semestre han sido los productos de consumo (32%), informática (23%) y hostelería/ocio (14%).

En lo referente a desinversiones, la tendencia se ha frenado con respecto al 2015 aunque han sido elevadas, con un total de 1.177 millones de euros, la mayor parte un 68% por ventas a terceros y el 21% por salidas a bolsa.

Será por lo tanto un verano tranquilo en lo tocante a movimientos de capital y habrá que esperar posiblemente al último trimestre para ver un aumento en las operaciones que tanto se necesitan en la economía nacional.

El embajador de Reino Unido se compromete con Murcia

IMAG3328

Ayer Mr Simon Manley, embajador de Reino Unido e Irlanda del Norte en España, se comprometió con las empresas murcianas a apoyar desde la embajada para que las relaciones comerciales no se resientan con la salida de su país de la UE. Reino Unido es el segundo mercado de las exportaciones de verduras y cítricos de la Región de Murcia.

Recordó que España exporta a Reino Unido e Irlanda cada año unos 1000 millones y que importa alrededor de 100. Es imposible determinar las consecuencias del Brexit, dijo, pero “trataremos de negociar para que se mantenga una relación económica fuerte y, por supuesto, seguiremos siendo miembros de la UE hasta que negociemos totalmente la salida”.

Recordó que el plazo para hacer efectiva dicha salida es de dos años pero yo creo que la incertidumbre les obligará a tomar decisiones lo más rapidamente posible porque la economía es muy sensible a estas situaciones.

Las relaciones de España y Reino Unido se remontan unos 500 años atrás y de todos es conocida la facilidad para hacer negocios en La City. Mr Manley quiso dejar claro que están muy orgullosos de la presencia de españoles en su sociedad y apuntó que la mitad de los turistas que visitan Murcia son británicos, concretamente unas 200.000 pernoctaciones en el año pasado.

Obviamente, como no podía ser de otra manera, terminó su intervención diciendo que su país seguirá abierto para que las empresas españolas inviertan allí. Otra cosa es ver como evoluciona la fuerte devaluación de su moneda y la fuga de capital que ya se está produciendo desde el referendum.

Tuve la oportunidad de mantener con él una breve conversación después del almuerzo y me pareció sincero, preocupado y muy dispuesto a trabajar para buscar soluciones. Parece que en octubre volverá a visitar Murcia. Gracias a Foro Nueva Murcia por esta conferencia que como siempre habla de temas de total actualidad.

El Código Deontológico de los Graduados Sociales (II)

En la primera parte de este tema hablaba del deber del Graduado Social de cumplir el código deontológico como un camino para alcanzar el éxito profesional. Porque en cualquier profesión las acciones de unos pocos individuos influyen en la percepción del conjunto de los profesionales en todo su entorno, en toda la sociedad. Y si esas acciones cumplen las normas deontológicas la reputación de todos los profesionales Graduados Sociales será positiva, serán percibidos por los ciudadanos como merecedores de su confianza ante las situaciones que se le planteen tanto en sus relaciones laborales como en asuntos relacionados con la Seguridad Social.

Pero si unos pocos individuos dejan a un lado las normas que, en virtud de su propio juramento cuando se colegian en su Colegio Oficial de Graduados Sociales, han prometido o jurado cumplir, entonces la reputación de todo el colectivo se verá perjudicada. Podríamos decir que las acciones de unos pocos colegiados pueden decidir el prestigio de todo el colectivo. Ante comportamientos faltos de ética y profesionalidad todo Graduado Social debería actuar de inmediato, acudiendo al Colegio Profesional correspondiente donde la Comisión encargada de dirimir estas cuestiones abrirá un expediente y resolverá en base a la protección y cumplimiento de las citadas normas deontológicas.

De aquí la importancia de que determinadas profesiones, sobre todo en el ámbito jurídico, dispongan de Colegios Profesionales que no sólo ostentan la representación y defensa de la profesión ante la Administración, Instituciones, Tribunales, Entidades y particulares, sino que también velan por la ética y la dignidad profesional y por el respeto debido a los derechos particulares, ejerciendo la facultad disciplinaria en el orden profesional y colegial.

Son los Colegios Profesionales de Graduados Sociales en toda España los que impedirán la competencia desleal entre los Colegiados y evitarán el intrusismo entre otras muchas funciones.

Los Colegiados no pueden ampararse en desconocimiento de las normas deontológicas en el caso de incumplimiento ya que han jurado cumplirlas. Por ello su inobservancia constituye una infracción disciplinaria que puede desembocar en los casos más graves en la pérdida de la condición de Colegiado y por lo tanto en la imposibilidad de ejercer la profesión.

Entre los principios fundamentales del Código Deontologíco se encuentran la independencia, integridad, dignidad, interés del cliente, secreto profesional, incompatibilidades, responsabilidad social e inviolabilidad en sus actuaciones ante la Administración que ampara su libertad de expresión y el derecho a la defensa.

En las relaciones entre Graduados Sociales deben destacar la integridad, la veracidad, la lealtad y el respeto mutuo. Deberán actuar siempre bajo su nombre y apellidos sin encubrir con su actuación o con su firma comportamientos ilegales o contrarios a los deberes profesionales ni actividades intrusistas de cualquier tipo.

En relación con los clientes el Graduado Social debe conducirse siempre con decoro, dignidad y profesionaldiad. Y aunque parezca de puro sentido común, es imprescindible que el profesional ponga a disposición de su cliente la dedicación necesaria para la adecuada gestión de los asuntos que se le encarguen.

En el Código Deontológico tiene un lugar destacado el deber de guardar el secreto profesional y hacerlo respetar a sus empleados con respecto al desarrollo de su actividad profesional. Y esta obligación se mantiene en el tiempo, incluso después de haber cesado en la prestación de sus servicios.

En definitiva, considero personalmente que la falta de ética en el desarrollo de una profesión además de las correspondientes sanciones disciplinarias como ya he explicado tiene unas consecuencias negativas entre las que destaco las siguientes:

El Código Deontológico de los Graduados Sociales (I)

La profesión de Graduado Social es relativamente reciente, se remonta al año 1925 cuando por Real Decreto de su Majestad el Rey Alfonso XII se crean las Escuelas Sociales del Ministerio de Trabajo. En ellas los que estaban destinados a ser funcionarios de dicho Ministerio estudiaban política social y economía. Cinco años más tarde, en 1930, se pone en marcha el Segundo Ciclo que otorgaba el Diploma de Graduado Superior. El salto a la Universidad llegaría cuando los estudios pasaron a depender del Ministerio de Educación.

logo-cgs

En 1945 un Decreto incluye expresamente a los Graduados Sociales entre los que pueden representar a los trabajadores en la celebración de juicios. Sería en el año 1950 cuando llegaría el Decreto de 22 de diciembre que creó los Colegios Oficiales de Graduados Sociales y estableció la colegiación obligatoria.

En el Plan de Estudios de 1967 se considera al Graduado Social como un técnico social y laboral y no es hasta 1980 cuando llegaría el tan esperado título de Diplomado Universitario con la creación de un nuevo Plan de Estudios. Creía necesaria esta breve introducción sobre la historia de esta social profesión antes de adentrarme en el tema de la ética deontológica.

grad sociales cronologia_1

grad sociales cronologia_2

<http://issuu.com/elgraduado/docs/nuestrahistoria3?e=1909459/5153331>

En términos generales hablamos de ética profesional. Cualquier “profesión” en su origen tiene como finalidad el bien porque toda profesión tiene una dimensión social de servicio a la comunidad, cuyo interés particular es el beneficio que obtiene de ella .

Podría decirse que todas las profesiones tienen la obligación de cumplir una serie de deberes y ejercer el servicio a los demás. Aunque los problemas surgen cuando entran en escena el egoísmo, la envidia, el afan de protagonismo, los intereses propios, el afán de lucro y la ambición de un éxito que probablemente, en muchos casos, no sea merecido.

Kant se hacía la siguiente pregunta: ¿qué debo hacer?

Y la respuesta viene dada por los deberes de los profesionales: Cumplir el código deontológico , la necesidad de cumplir y hacer cumplir las normas y deberes de la profesión. Porque si respetamos nuestra ética como profesionales, si defendemos los valores éticos y los cumplimos será de este modo como alcanzaremos el tan ansiado éxito profesional, y en algunos casos es así, pero no en todos los casos esto ocurre.

En ocasiones las personas nos dejamos llevar por nuestras ambiciones, por nuestro egoísmo y por nuestros aires de grandeza. Queremos conseguir el éxito a toda costa y lo antes posible. Y creemos que el fin justifica los medios. Es ahí dónde la ética y el éxito entran en conflicto.

Los Colegios Profesionales y los Códigos Deontológicos velan para que el buen hacer de los profesionales y los valores que representan se cumplan.

Tertulia de actualidad política regional en GTM

Anoche fue invitada a participar en una tertulia de GTM Televisión en el programa La Cuenta Atrás para comentar la entrevista al ex-presidente y actual vicepresidente del Parlamento Europeo Ramón Luis Valcárcel. Temas como las recientes declaraciones del ex-presidente Alberto Garre, gobierno regional actual, infraestructuras, comisiones de investigación y mucho más.

<https://youtu.be/6PI0JHmr0lY>

Conociendo la Unión Europea

El pasado mes de enero tuve la oportunidad de acompañar a un grupo de estudiantes a Bruselas para visitar las principales instituciones como la Comisión Europea, el Parlamento, la sede de la Agencia de Innovación y Medio Ambiente y tener contacto con los directivos del Partido Popular Europeo.

Agradezco la invitación de la Universidad Camilo José Cela para participar en este encuentro que resultó de lo más enriquecedor para todos.

<http://www.cigmap.es/los-alumnos-del-master-en-asesoramiento-de-imagen-y-consultoria-politica-visitan-las-principales-instituciones-en-bruselas-y-lisboa/>

El-Master-en-Asesoramiento-de-Imagen-y-Consultoria-Politica-en-la-Comision-Europea-1170x650

DESDE FITUR 2016

En la última edición de FITUR 2016 tuve la oportunidad de participar en las Jornadas organizadas por la Asociación Española de Profesionales del Turismo invitada por Ostelea. El tema que desarrollé fue el Turismo Cultural por las oportunidades de desarrollo que ofrece y el interés que considero que tiene para las ciudades principalmente.

<https://www.youtube.com/watch?v=NLkZHzqlG6E>

<http://www.eae.es/news/2016/01/20/ostelea-participa-en-fitur-la-feria-internacional-de-turismo>

<http://www.aept.org/fitur-2016-turismo-cultural>tcultural_aeptostelea_fitur16_1

Cómo afrontar la adversidad: zanahoria, huevo o café

Que la vida es dura no es nada nuevo en el universo. Es dura a los dos años cuando aún te caes al andar. Aún más cuando a los 5 tienes que vértelas en el cole con algún compañero que te quiere quitar los lápices. En la adolescencia, en la juventud y más tarde cuando acabas tus estudios y tienes que enfrentarte a todo eso que se llama mundo y que hasta ese momento no te has planteado descubrir.

Hay etapas en las que estás tan ocupado en sacar adelante una familia y desarrollar plenamente tu profesión que no te paras ni a pensar cómo afrontar los desafíos y las adversidades. Lo más fácil es catalogar a las personas como blandas o duras. A veces te dicen “tú eres fuerte” como queriendo darte ánimos y lo que hacen es generarte más ansiedad.

Por fin te das cuenta que no hay solo dos categorías de personas, las blanditas y las fuertes. Las que se vienen abajo frente a los problemas, pero no cualquier problema, sino de esos problemas que marcarán tu futuro y tu forma de vida, vamos, lo que viene a llamarse situaciones muy difíciles, serían las blanditas. A estas las llamaremos zanahorias porque se deshacen si las hierves un poco.

Luego estarían las duras, esas que con el tiempo se vuelven más enteras y fuertes. Como los huevos, que si los hierves se endurecen y cambian de forma y hasta de color.

Pero en el video que os dejo a continuación encontraréis otra forma de afrontar esos momentos adversos, en los que parece que todo se nos viene encima. Porque sí, hay días en los que uno piensa que es mejor no existir, todo nos sale mal, todo se derrumba, a nuestro alrededor no encontramos donde apoyarnos. Desilusión, desencanto, desesperación, personas que te defraudan, esperanzas frustradas.

Pues aquí es donde uno puede ser un grano de café. Un simple, pequeño y común grano de café que cuando lo hierves consigue transformar el agua en una deliciosa bebida, café. Esta es la otra opción, cambiar lo que nos rodea.

<https://youtu.be/K4g5SgSyPOg>

Ghandi iba más allá y dijo que para cambiar el mundo hay que empezar por uno mismo.

Así que a reflexionar: Si queremos cambiar lo que nos rodea quizás deberíamos empezar por dejar de ser un huevo o una zanahoria.

Ghandi

El último gran discurso de Obama

En el último discurso del Presidente Obama sobre el Estado de la Unión me han llamado la atención algunas ideas por la importancia que tienen no solo para EEUU sino para el mundo. Es la forma en la que los americanos conciben su propia realidad y nos dice mucho de su forma de entender la vida. Cuando parece que se ha alcanzado un acuerdo entre EEUU y Rusia para la primera tregua en la guerra de Siria que entrará en vigor en los próximos días merece la pena saber cómo siente el pueblo estadounidente en palabras de su Presidente.

Reproduzco aquí algunos párrafos del discurso que se puede consultar íntegro en la web de The White House:

Vivimos en una época de cambios extraordinarios: cambios que están redefiniendo la manera en la que vivimos, la manera en la que trabajamos, nuestro planeta y el lugar que ocupamos en el mundo. Es un cambio que promete increíbles avances médicos, pero también perturbaciones económicas que presionan a las familias trabajadoras. Promete educar a niñas en las aldeas más remotas, pero también conecta a los terroristas que conspiran contra nosotros desde el otro lado del océano. Es un cambio que puede ampliar oportunidades o ampliar desigualdades.

Como dijo Lincoln, no nos aferramos a los “dogmas del pasado sereno”, sino que pensamos y actuamos de forma innovadora. Hicimos que el cambio trabajara en nuestro beneficio, siempre extendiendo la promesa de Estados Unidos hacia afuera, a la siguiente frontera, a más y más personas. Y, como lo hicimos, como vimos oportunidades donde otros vieron tan solo peligros, nos hicimos más fuertes y mejores que antes.

Así que hablemos sobre el futuro y sobre cuatro preguntas clave que tenemos que responder como país, independientemente de quién sea el próximo Presidente o quién controle el Congreso.

Primero, ¿cómo le damos a cada uno una posibilidad justa de tener oportunidades y seguridad en esta nueva economía? Segundo, ¿cómo haremos para que la tecnología juegue a nuestro favor y no en nuestra contra, especialmente cuando se trata de resolver los desafíos más urgentes como el cambio climático? Tercero, ¿cómo haremos para garantizar la seguridad de Estados Unidos y liderar el mundo sin convertirnos en la policía mundial? Y por último, ¿cómo haremos para que nuestra política refleje nuestras mejores virtudes en vez de nuestros peores defectos?

Obama

He dicho antes que todo el discurso sobre la decadencia económica de Estados Unidos es pura palabrería política. Y también lo es la retórica que oyen acerca de que nuestros enemigos son cada vez más fuertes y Estados Unidos cada vez más débil. Estados Unidos de América es la nación más poderosa de la Tierra. Punto. Ni siquiera está cerca. Gastamos más en nuestras fuerzas militares que las siguientes ocho naciones juntas. Nuestras tropas son las mejores fuerzas de combate de la historia del mundo. Ninguna nación se atreve a atacarnos, ni a nosotros ni a nuestros aliados, porque saben que eso les llevaría a la ruina.

Las encuestas demuestran que nuestra posición en el mundo es mejor que cuando salí elegido para este cargo, y cuando se trata de asuntos internacionales importantes, la gente del mundo no busca ayuda en Pekín o Moscú —nos llaman a nosotros.

A pesar de sus convenios económicos, Rusia vuelca sus recursos para apuntalar a Ucrania y Siria, estados que se les escapan de su órbita. Y el sistema internacional que creamos después de la Segunda Guerra Mundial ahora le está costando seguir el ritmo de esta nueva realidad.

Depende de nosotros ayudar a rehacer ese sistema. Y eso significa que tenemos que establecer prioridades.

La prioridad número uno es la protección del pueblo estadounidense y la persecución de las redes terroristas. Tanto Al Qaeda como ahora ISIL representan una amenaza directa contra nuestro pueblo, porque en el mundo actual, un puñado de terroristas que desprecian el valor de la vida humana, incluso de la propia, pueden hacer mucho daño. Usan Internet para envenenar las mentes de los individuos dentro de nuestro país y debilitan a nuestros aliados.

Pero a medida que nos centramos en la destrucción de ISIL, afirmar que esta es la Tercera Guerra Mundial es entrar en su juego. Masas de combatientes montados en camionetas y almas retorcidas que conspiran en apartamentos o garajes resultan un gran peligro para los civiles y deben ser detenidos, pero no son una amenaza para nuestra existencia nacional. Esa es la historia que ISIL quiere contar; es el tipo de propaganda que ellos usan para reclutar.

No necesitamos darles más publicidad para mostrar que somos serios, ni necesitamos alejar aliados vitales en esta lucha haciéndonos eco de la mentira de que ISIL representa una de las religiones más grandes del mundo. Solo tenemos que llamarles lo que son: asesinos y fanáticos que tenemos que localizar, perseguir y destruir. Cuando alguien ataca al pueblo estadounidense, vamos a por ellos. Puede llevar tiempo, pero tenemos buena memoria y nuestro alcance no tiene límites.

Tampoco podemos intentar hacernos cargo y reconstruir cada país que entre en crisis.

Estados Unidos siempre entrará en acción, de ser necesario por su propia cuenta, para proteger a nuestro pueblo y a nuestros aliados; pero con respecto a los temas de interés global, movilizaremos al mundo para que trabaje con nosotros, y nos aseguraremos de que otros países pongan de su parte.

Así es como vemos los conflictos como el de Siria, donde nos hemos unido a las fuerzas locales y estamos liderando esfuerzos internacionales para ayudar a esa sociedad descompuesta a conseguir una paz duradera. Por ese motivo creamos una coalición global con sanciones y una diplomacia de principios para evitar que Irán tuviera armas nucleares. Mientras hablamos, Irán ha dado marcha atrás a su programa nuclear, ha remitido su arsenal de uranio y el mundo ha evitado otra guerra.

El liderazgo de Estados Unidos en el siglo XXI no es una elección entre no hacer caso al resto del mundo, excepto cuando asesinamos a terroristas; u ocupar y reconstruir cualquier sociedad que se esté desmoronando. El liderazgo significa saber usar sabiamente la fuerza militar y movilizar al mundo detrás de las causas justas. Significa tratar la asistencia al extranjero como parte de nuestra seguridad nacional, no una beneficencia. Cuando estamos a la cabeza para guiar a casi 200 naciones hacia el acuerdo más ambicioso de la historia en la lucha contra el cambio climático, eso ayuda a los países vulnerables, pero también protege a nuestros hijos. Cuando ayudamos a Ucrania a defender su democracia, o a Colombia a resolver una guerra que ha durado décadas, eso fortalece el orden internacional del cual dependemos. Cuando ayudamos a los países africanos a alimentar a sus pueblos y a cuidar a sus enfermos, eso ayuda a evitar que la próxima pandemia llegue a nuestras costas. Ahora mismo estamos encaminados a dar fin al flagelo del VIH/SIDA y tenemos la capacidad de conseguir lo mismo con la malaria, lo cual voy a promover para que lo financie el Congreso este año.

Eso es fuerza. Eso es liderazgo. Y ese tipo de liderazgo depende del poder de nuestro ejemplo.

Esto me lleva al cuarto punto, y tal vez lo más importante que quiero decir esta noche.

El futuro que queremos, oportunidad y seguridad para nuestras familias, un nivel de vida cada vez mayor y un planeta sustentable y en paz para nuestros hijos; todo eso está a nuestro alcance. Pero solo ocurrirá si trabajamos juntos. Solo ocurrirá si podemos mantener debates racionales y constructivos.

Solo ocurrirá si arreglamos nuestra política.

Una política mejor no significa que tengamos que estar de acuerdo en todo. Nuestra vida pública se marchita cuando solo reciben atención las opiniones más extremas. Hay mucha gente en esta cámara que querría ver más cooperación, un debate más elevado en Washington, pero se sienten atrapados por la presión de verse reelegidos. Lo sé, ustedes me lo han dicho. Y si queremos que la política mejore, no valdrá solo con cambiar a un congresista o a un senador, o incluso a un presidente; tenemos que cambiar el sistema y mostrar nuestro lado más positivo.

Es más fácil ser cínicos; aceptar que el cambio no es posible, que no hay esperanza en la política y creer que nuestras voces y acciones no importan. Pero si nos rendimos ahora, cedemos un futuro mejor. Aquellos con dinero y poder ganarán más control sobre las decisiones que podrían mandar a un joven soldado a la guerra, o dejar que ocurra otro desastre económico, o perder los derechos de igualdad y los derechos de voto que generaciones de estadounidenses han conseguido con su lucha e incluso con sus vidas. A medida que aumente la frustración habrá voces que nos pedirán que nos refugiemos en nuestras tribus, que otros conciudadanos sean el chivo expiatorio, un grupo que no se parezca a nosotros, o que no rece como nosotros, o que no vote como nosotros ni comparta los mismos orígenes.

No podemos permitirnos elegir ese camino. No nos dará la economía que queremos, ni la seguridad que buscamos, pero sobre todo contradice todo lo que nos define como la envidia del mundo.

Permanecer activos en nuestra vida pública para que refleje la bondad, la decencia y el optimismo que veo en el pueblo estadounidense cada día.

Lo veo en el estadounidense que cumplió una condena y que sueña con empezar de nuevo, y en el propietario de un negocio que le da esa segunda oportunidad. El activista empeñado en demostrar que la justicia importa, y el joven policía que hace sus rondas, que trata a todos con respeto, que hace el trabajo valiente y callado de mantenernos seguros.

Lo veo en la señora mayor que esperará en fila para votar el tiempo que sea necesario; el nuevo ciudadano que vota por primera vez; los voluntarios en las urnas que creen que cada voto debería contar, porque cada uno de ellos sabe de una manera u otra lo preciado que es ese derecho.

Ese es el Estados Unidos que yo conozco. Ese es el país que todos amamos. Con la mirada perspicaz. Con el corazón grande. Con el optimismo de que la verdad desarmada y el amor incondicional tendrán la última palabra. Eso es lo que me hace tener tanta esperanza en nuestro futuro. Por ustedes. Creo en ustedes. Por eso puedo ponerme aquí de pie, con la confianza de que el Estado de la Unión es fuerte.

Gracias, que Dios los bendiga y que Dios bendiga a Estados Unidos de América.

<https://www.whitehouse.gov/the-press-office/2016/01/12/comentarios-del-presidente-barack-obama-discurso-sobre-el-estado-de-la>

En positivo es mejor